El primer ministro británico juega a Angry Birds

El primer ministro británico David Cameron se ha confesado jugador del adictivo y exitoso juego Angry Birds. Así se lo ha contado a un grupo de jóvenes que visitaban Downing Street.

En sus palabras ha comentado: “Cuando estás en uno de esos largos vuelos y ya has terminado tu trabajo, mantenido todas las reuniones y preparado todos los discursos, necesitas algo con lo que relajarte. Unas veces veo algo de televisión y otras juego un poco con Angry Birds”. Cameron, que alardeó de "haber superado muchos niveles", les pidió a los jóvenes que no dedicaran mucho tiempo al juego, pues Angry Birds es "altamente adictivo". ¿Habrá cancelado alguna de sus reuniones para echarse alguna partidita más?

Publicaciones relacionadas

Cerrar