El problema de completar un juego enorme al 100%

El problema de completar un juego enorme al 100%

Con juegos principalmente de mundo abierto en los que además de una historia principal hay montones y montones de cosas por hacer, es fácil que ver completados el 100% de sus objetivos lleve mucho tiempo. Dicen que lo que importa es el viaje y no el destino, ¿pero qué pasa cuando ese gran mundo ya no te ofrece más desafíos? Sí, todo el mundo está a salvo ya, el mal ha sido derrotado, todo está en orden, ¿y ahora dónde te deja eso?

Es una sensación extraña que no sabíamos definir del todo hasta que Julia Lepetit ha dado en el clavo con esta tira que te mostramos a continuación, que nos ofrecen desde Dorkly. Esto es lo que siente exactamente alguien que acaba de terminar un juego de enorme tamaño al 100%, como The Elder Scrolls V: Skyrim o Fallout 4, o incluso el reciente The Legend of Zelda: Breath of the Wild. ¿A tí no te ha pasado tal cual se cuenta aquí? 

– Hey, ¿terminaste ese juego que estabas jugando? ¿Qué tal fue? 

– Me distraje con las misiones secundarias, más que nada. No hacía otra cosa. Pasé horas haciendo pequeños encargos. Había tantos que empecé a preguntarme qué estaba haciendo con mi vida.

– ¿Vale la pena algo de esto? ¿Por qué habían puesto esto en el juego, para empezar? Solo está estirando su duración. Pero sigo haciéndolo. No estoy seguro de por qué. Lo hacía. Terminaba una y pasaba a la siguiente.

– Para cuando volvía la historia principal, me sentía como si hubiese envejecido 90 años. El jefe final ni siquiera resultó un desafío. No estaba emocionado. Solo lo hice. Como esas pequeñas tareas.

 -Así que… ¿lo disfrutaste?

– YA TE DIGO.

Cerrar