El problema de jugar online con gente adulta

El problema de jugar online con gente adulta

Si aún eres joven, pero no joven de poder aprovechar todavía descuentos para entrar al cine, ni joven de espíritu, sino joven biológicamente certificado como tal, disfruta. Disfruta que ya hará el tiempo lo suyo, te convertirás en un ser humano adulto, la vida te cambiará y entonces echarás de menos esas sesiones de juego online tal como las disfrutas ahora. No porque vayan a desaparecer ni nada de eso, pensamos que habrá juegos multijugador online para rato, pese al cierre de algunos. Pero si crees que esas partidas a Overwatch con los colegas siempre van a ser igual, te equivocas de todas todas.

La vida es así, es la alegría y es el dolor. Y uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo ha perdido. Hasta ese día en que se planta ante el espejo y se ve con menos pelo, más kilos, más arrugas y más canas. Aunque quizá no tanto como el día en que se planta frente al ordenador o la consola se encuentra con menos amigos online. Los adultos y sus responsabilidades, es lo que hay.

Dorkly nos recuerda con esta tira cómica el drama que es la metamorfosis con la que se transforma una antaño épica velada de juego online en una montaña rusa de emociones con giros hacia la decepción y tirabuzones de culpabilidad.

Atesora tu diversión online, porque esto es lo que te espera, jovenzuelo. Así es jugar entre adultos online:

Inicia sesión y espera a tus amigos.

Impaciéntate y empieza a jugar un poco por tu cuenta.

Siéntete culpable y prepárate algo de comer para hacer tiempo.

Sigue esperando.

Vale, tus amigos ya están a punt- oh, maldición, es hora de acostarse. Vale, solo una ronda.

Pasa el día siguiente agotado porque te negaste a jugar «solo una ronda».

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar