El productor de la películas de Uncharted y Metal Gear Solid quiere llevar con éxito las franquicias de videojuegos al cine

Si sois fans de los cómics Marvel y no os perdéis ninguna de sus adaptaciones al cine desde finales de los noventa y principios de este siglo, el nombre de Avi Arad os tiene que sonar por fuerza. Pero si no es así, os recordaremos que Avi Arad produjo, de la mano de Stan Lee, las trilogías de Blade, X-Men y Spiderman, películas que pusieron a Marvel en el mapa cinematográfico, así como la práctica totalidad de adaptaciones fílmicas de la editorial hasta hace bien poco. Ahora, este israelí de nacimiento tiene entre manos algunas licencias no menos jugosas como Uncharted, Metal Gear Solid o, aunque parece que va para más largo, Mass Effect, sobre las que Arad ha compartido sus pensamientos acerca de adaptar juegos al cine en general.

“Convertir juegos en películas es algo que aún no se ha hecho con éxito, aunque Resident Evil ha funcionado bastante bien”, dice Arad en Kotaku. “Creo que los estudios de cine son banqueros y que los cineastas son gente que toma riesgos, y a medio camino nos encontramos en el campo de batalla. Y en el momento en que una película basada en videojuegos alcanza un gran público entramos en lo mismo por lo que se he pasado con los cómics”.

De los proyectos que tiene entre manos, Arad nos pone al tanto de la siguiente manera comenzando por sus pensamientos sobre la saga de Nathan Drake: “Creo que Uncharted va a tener mucho éxito. Es un juego entre padre e hijo, y hay cosas que son muy interesantes. Creo que en el mundo del robo de antigüedades hay muy pocos países que se dan cuenta de que les están robando y que intentan recuperar sus piezas más valiosas. El guión tiene mucha personalidad y creo que tiene posibilidades de ser la primera que triunfe”. Algo más de tiempo le llevará a Metal Gear Solid, a la que aún le echa tres años, aunque menos que a Mass Effect, producción que no veremos en los cines hasta dentro de media década, con suerte: “Es una gran idea la de que los humanos seamos los menos desarrollados y en los que menos se confíe, es una imagen interesante de nuestro mundo. Ahora nosotros somos los alienígenas. Me encanta el proyecto, va por buen camino, pero necesita muchísimo trabajo. Algunas producciones pueden llevar entre cinco y seis años”.

¿Qué película esperáis con más ganas, amigos? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar