El quidditch está un paso más cerca de ser realidad gracias a la pelota electrónica Hoverball

Qué divertido es jugar a la pelota, pero qué aburrido someterse a los caprichos de la física y, más concretamente, de la ley de la gravedad. Sobre todo cuando éstos ponen en evidencia una cierta torpeza y nos hace quedar como unos tuercebotas cualquieras para risa de los posibles espectadores. Pero eso se acabó con la Hoverball, un dispositivo llamado a revolucionar el mundo de los deportes y que consiste en un pequeño dron de 9 centímetros de diámetro que rige la trayectoria, y que incluso puede hacer levitar, a una pequeña pelota de plástico.



El invento ha sido desarrollado por la Universidad de Tokio, con el profesor Jun Rekimoto al frente, y está llamado a poner las cosas más fáciles a la hora de practicar deporte a algunas personas, especialmente niños y gente mayor, que de otra manera tendrían las puertas cerradas a algunas actividades. La Hoverball puede ser controlada de manera remota en este momento, según cuenta la web New Scientist, pero en un futuro podría serle programada una pauta de manera que se podría reproducir un comportamiento similar a la del snitch del deporte del quidditch, en el que Harry Potter en un hacha. Lo que no hay de momento es escobas voladoras, pero no descartamos que alguna universidad esté ya en ello como nos cuentan en Daily Mail.

Publicaciones relacionadas

Cerrar