El salón recreativo más original del mundo es obra de un niño de 9 años

Hoy os traemos una de esas historias que llegan al corazón. El protagonista es Caine, un niño de 9 años que vive en Los Ángeles (Estados Unidos). Amante de los videojuegos, el joven quiso montar su propio salón recreativo. La edad no fue impedimento, con imaginación todo se puede conseguir.

Tras un verano de duro trabajo, Caine consiguió su objetivo utilizando como sede la parte de atrás del local de trabajo de su padre. Las máquinas las construyó él mismo utilizando viejas cajas de cartón y mucha creatividad, ya que también ideó los juegos, sus sistemas de puntuación, sus medidas de seguridad y hasta los premios que conseguirían los mejores.

La única pega es que por su barrio no pasaba mucha gente, pero cuando Nirvan Mullick descubrió este peculiar negocio no sólo decidió rodar un documental, sino que también preparó una sorpresa a Caine: un día al llegar a casa se encontró con su salón recreativo repleto de clientes. “Es el mejor día de mi vida”, le dijo emocionado a su padre.

Si queréis obtener más información sobre Caine’s Arcade, pinchad aquí.

Publicaciones relacionadas

Cerrar