El Señor de los Anillos esconde secretos poco conocidos

El Señor de los Anillos esconde secretos poco conocidos

Las películas de El Señor de los Anillos forman parte de la historia del cine desde el momento en que salieron, y a lo largo de estos casi quince años de vida que ya tienen a sus espaldas, han sido estudiadas y escudriñadas plano a plano para sacar todos sus secretos. Pero todavía quedan algunos.

La web de Dorkly se ha encargado de elaborar una lista de los menos conocidos, unas veces por tratarse de mensajes ocultos como la canción de la muerte de Boromir, y otras porque se piensa que han sido sacados de la literatura, pero en realidad se basan en otras obras del universo de Tolkien. Repásala lista con nosotros y dinos si conocías alguna más.

La película de dibujos fue una fuente de inspiración

Una de las escenas más recordadas de La Comunidad del Anillo es aquella en la que un Nazgul persigue a los hobbits y estos tienen que esconderse en las raíces de un árbol. Sin embargo, esta no está extraída del libro directamente. Peter Jackson quiso incluirla tras ver una recreación que hizo un fan a partir del fotograma de la cinta de dibujos.

Légolas no se hunde en la nieve

Quizás a muchos les pasase desapercibido ese detalle o lo hayan olvidado, pero en la travesía a lo largo de la montaña que realiza La Comunidad del Anillo, él es el único que anda sin dificultades. Además, gracias a las defensas naturales que tienen los elfos, ni si quiera coge frío.

Aragorn recordó a Boromir

Boromir termina como un héroe después de haber sido un traidor, pero Aragorn guarda solo el mejor recuerdo de él. Como puede verse en tomas muy cortas, y sin ninguna explicación, tomó los brazaletes de Boromir y los llevó puestos, quizás a modo de homenaje, durante el resto de la aventura.

Peter Jackson está por doquier

El director de la trilogía hace numeroso cameos a lo largo de las entregas, que lejos de acabar en El Señor de los Anillos, se hace también extensible a El Hobbit. Unas veces es un elfo, otras un enano, un hombre o incluso solo una mano, ya que la que se ve en la escena contra la gran araña es suya.

El tema de la muerte de Boromir lleva mensaje

Cuando Boromir muere, se produce uno de los momentos más solemnes de la trilogía, y para que no quedase en algo anodino, el director quiso que tuviera su propio tema musical. Si se pega el oído (y se sabe élfico), se podrá traducir el siguiente mensaje: “No amo la brillante espada por su filo, ni la flecha por su rapidez; las amo por lo que ellas defienden”, que es el mismo que proclama Faramir en los libros.

Hay enlaces entre las dos sagas

El Señor de los Anillos y El Hobbit son dos sagas que se basan en el mismo universo, separadas por varias décadas, por tanto, es de agradecer que se hayan incluido guiños entre ellas. Uno es por ejemplo el de los trolls que se convierten en piedra en el Hobbit, que también aparecen brevemente en la edición extendida de La Comunidad del Anillo. El escenario de Weather top, en el que los nazguls atacan a Frodo, también se puede ver en ambas, al igual que Moria, que se convierte en la tumba de Balin y Ori, dos expedicionarios que acompañaban a Bilbo.

Referencias al libro

Siendo una adaptación de una obra literaria, era de esperar que se pareciese a ella, pero como no caben todas las páginas del libro en las horas de películas, las cuestiones que se quedaron fuera se incluyeron como pequeños guiños. Así, la referencia a que Gandalf duerme con los ojos abiertos está en los libros, al igual que el hecho de que las enanas tengan barba, como comenta Aragorn. Sin embargo, hay una mucho más intrigante, que es el momento en el que se desarrolla la guerra de Osgiliath. Sam le dice a Frodo que no deberían estar ahí, y es verdad, en la literatura ya habían abandonado la ciudad por entonces.

Tiene pequeños fallos

A lo largo de las doce horas de la trilogía, hay algunos pequeños fallos de continuidad, que son los que hacen que algo no se vea como debería debido a que en el anterior plano no estaba en otro sitio, o directamente no estaba. Eso es lo que ocurre, por ejemplo, con el broche élfico de los protagonistas, que unas veces se encuentra hacia un lado, y otras, hacia el otro. También en algunos momentos, durante unos segundos, se pueden ver los pies falsos que llevaban los actores que interpretaban a los hobbits.

El traje de Gadalf tiene un lenguaje

El mago Gandalf cambia de ropa a lo largo de las dos sagas. El más notorio es cuando pasa de ser El Mago Gris a ser El Mago Blanco, pero aun siendo el gris, ya tuvo dos atuendos. El primero sería el que lleva en el Hobbit, y después de su encuentro con el Nigromante, pide prestado uno a Radagast el Marrón, que es el que lleva en La Comunidad del anillo. Por otra parte, su vara también guarda secretos: en el interior de su arrugado palo de madera se encuentra el impoluto que luce después de luchar contra Saruman.

Publicaciones relacionadas

Cerrar