El serio problema tras el pirateo de Nintendo Switch, mañana en nuestro artículo de opinión

Los que suelen estar más pendiente de la scene tras las consolas, seguramente sabrán que la seguridad de Nintendo Switch ya ha sido totalmente vulnerada. Varios grupos de hackers llevan un buen tiempo escudriñando todo el hardware de la híbrida de Nintendo para hallar la forma de saltarse por completo los protocolos de seguridad de la consola y comenzar a experimentar dentro del terreno del homebrew. De hecho, hay quienes ya han logrado ejecutar Linux en sus circuitos.

Para muchos, que se haya conseguido esto en tan poco tiempo es algo que resulta bastante alarmante; pero lo realmente preocupante no es la rapidez con la que se ha hecho, sino la facilidad. No vamos a ahondar mucho en detalles al respecto, dado que desde AlfaBetaJuega no apoyamos la piratería en ninguna de sus formas posibles (salvo en Sea of Thieves, claro), y porque vamos a dejar un poco para el artículo de opinión que podréis leer mañana; pero todo lo que rodea al movimiento evidencia un problema mucho más serio, que va directo a los responsables no solo de la consola, sino de sus entrañas.

Como hemos dicho, no vamos a profundizar mucho más en este asunto; pero en un año en el que se ha destapado un inmenso escándalo por la falta de seguridad en los procesadores modernos de Intel y AMD, escondido a propósito durante todo el tiempo que ha sido posible, ser testigos de estos problemas no hace más que dejar claro que los grandes fabricantes dejan mucho que desear y que, en cuanto a fiabilidad, cada vez carecen más de ella.

Mañana nos extenderemos con mucha más calma y, dicho sea de paso, con bastante más rabia al respecto. Vivimos en la era de la información y las compañías deben saber perfectamente la rapidez con la que los usuarios pueden actuar, sobre todo si les dejan una puerta abierta de par en par y frente a sus narices.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar