El siguiente proyecto de Bioware aunará lo mejor de Dragon Age I y II

Hoy Ray Mazyka, co-fundador de Bioware ha vuelto a poner de manifiesto la sorpresa que supuso para el equipo de desarrollo de Dragon Age la reacción ante la segunda parte de la saga, en unas declaraciones hechas a la revista Xbox World. Un juego que dividió totalmente a los seguidores de la franquicia, entre quienes lo criticaban por no permanecer fiel al original y quienes lo avalaban por sus geniales cambios. "Dragon Age II fue increíblemente polarizante y nos pilló, honestamente, desprevenidos". "Estaba dirigido a una nueva legión de seguidores y era algo que nos encantaba, pero escuchamos a fans que querían más de la experiencia [Dragon Age] Origins".

En esta entrevista añadió algunas declaraciones sobre el punto de vista que Bioware tomará sobre el próximo proyecto que desarrollen para la saga: "Tenemos que coger todo el feedback y encontrar una forma de casarlos [a los seguidores] todos juntos, para así poder llevar a todo el mundo con nosotros en el viaje […] Nuestra meta es recoger todas las impresiones que podamos de cualquiera de nuestras franquicias y usarlas para que el siguiente juego de esa saga sea mejor", comentó, aclarando así que en su próxima estrategia no se decantarán por continuar lo hecho en un título u otro, sino que tratarán de unificar lo mejor de los dos capítulos para evitar ahondar el efecto causado por DA II.

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar