El swatting será castigado duramente en Kansas tras la última tragedia

El auge de la escena multijugador en los videojuegos ha provocado que el fenómeno swatting también sufra un crecimiento. Por si no conoces el término, el swatting es una desagradable broma pesada que consiste en engañar a un servicio de emergencias para que vayan a la vivienda de una persona con la que has estado jugando online. Este tipo de bromas alcanzó su límite cuando el año pasado una persona perdió la vida como consecuencia de un episodio de swatting.

Todo ello ocurrió en el estado de Kansas (Estados Unidos) y ahora el senada de dicho estado ha decidido endurecer los castigos para aquellos que vuelvan a originar swatting. Así lo recoge el portal PCGamesN, que señala que la nueva legislación castigará con mayor dureza a aquellos que movilicen a los cuerpos de seguridad y provoquen que las consecuencias de sus actos sean daños físicos o incluso la muerte, como ya sucedió.

Así las cosas, iniciar un episodio de swatting que no tenga consecuencias podría acarrear penas de hasta 17 meses de cárcel, mientras que si se producen daños de algún tipo estas podrían alcanzar los 32 meses de prisión. Finalmente, si se vuelve a repetir un incidente como el que le costó la vida a Andrew T. Finch, la pena podría alcanzar incluso los veinte años entre rejas. ¿Crees que las penas máximas son adecuadas o que todavía habría que endurecerlas más para evitar más episodios de swatting?

Cerrar