El terror japonés, un género cada vez más echado en falta

Los fanáticos del género piden más juego como los de antaño.

P.T

Las dos últimas generaciones han pecado de no tener casi títulos del género de J-horror. Este tipo de juegos han tenido una gran transformación debido al avance de la tecnología, donde se dejó de lado las cámaras fijas y se dio un paso adelante con la cámara móvil en tercera y primera persona. En este post recopilamos algunos de los juegos que han dejado marca en los amantes del género de terror japonés:

Resident Evil

Resident Evil, también conocido como Biohazard en Japón, es una de las sagas japonesas más conocidas de la historia respecto al género de terror, aunque con los años haya tenido títulos que se hayan desviado del canon original. El descontento por parte de los fieles seguidores con la saga se debe a títulos como Resident Evil 5, Resident Evil 6 o Resident Evil: Operation Raccoon City que transformaron el juego en un shooter con zombis y dejaron a un lado los puzzles y el inquietante ambiente que desprendían los primeros títulos.

Sin embargo, en los últimos años hemos podido ver cómo Resident Evil ha renacido de sus cenizas y ha querido volver a la estructura de los títulos originales. Donde el juego tenía una dificultad avanzada, la munición escaseaba y los cambios de cámara podían desembocar una taquicardia. Con Resident Evil 7: Biohazard y Resident Evil 2 Remake la franquicia ha hecho una llamada a la nostalgia, a su público más fiel. Estas dos entregas han demostrado que el terror de antaño puede volver a las consolas.

Resident Evil 2 juegos de terror japonés

Silent Hill

Una de las sagas más emblemáticas del género de terror, que por desgracia no tuvo continuación debido a la salida de Hideo Kojima de Konami. Esta serie está fuertemente influenciada por el terror psicológico, en el que manejaremos personajes sin cualidades o destrezas físicas. Las mecánicas de Silent Hill giran en torno a resolver acertijos, explorar lugares oscuros y siniestros y combatir extraños monstruos.

El primer Silent Hill salió a la venta el 31 de enero de 1999 para PlayStation. Al principio, algunos pensaron que este juego era una repuesta de Konami al gran éxito de Resident Evil, pero el público pudo comprobar que el título se centraba más en el terror psicológico dejando a un lado los zombis. Lo último que hemos podido disfrutar de la saga fue en 2014, cuando Konami lanzó P.T una demo del que iba a ser el nuevo Silent Hill creado por Hideo Kojima, pero que desgraciadamente abandonó la compañía y el desarrollo del juego con él.

Silent Hill

Gloomy Room

Un juego bastante similar a P.T que gracias al apoyo de la comunidad gamer ha ido creciendo. Tiene una trama simple, nuestro personaje aparece en un baño solo y después de resolver diferentes puzles saldremos al resto de habitaciones de la casa.

Gloomy Room

The Evil Within

Tango Gameworks fue el equipo responsable de lanzar en 2014 The Evil Within, un título que haría justicia al género y que tres años más tarde traería una segunda parte. El diseño fue encargado al maestro Shinji Mikami, que en su carrera se ha anotado títulos como Resident Evil, Resident Evil 2 y Resident Evil 4.

En el primer The Evil Within fue el director. Se puede apreciar un poco la fórmula usada por Mikami en la cuarta parte de Resident Evil, pero en vez de enfocar tanto a la acción se centró en el terror. Aún así, el título promete acción y disparos, pero la munición escasea de tal forma que el jugador siempre estará pensando cuál es la mejor manera de avanzar gastando la mejor cantidad de recursos disponibles. Además, las mecánicas mezclan sigilo con el uso de recursos como las trampas, con las que podremos evitar combates directos o conseguir posiciones más favorables.

La ambientación del juego tiene toques siniestros en las criaturas y lugares que parecen sacados más de Silent Hill que de las anteriores obras de Mikami. La ambientación y el sonido es algo que sin duda pondrá en tensión a cualquier jugador.

The Evil Within

Yomawari: The Long Night Collection

A simple vista no tiene porque impresionar. El juego tiene un aspecto aparentemente adorable, con un personaje inofensivo, pero a la hora de jugarlo sorprende bastante gracias a su apartado sonoro, el hilo conductor que hará al jugador estar en constante tensión mientras pasea a su personaje por las calles de la ciudad.

La saga Yomawari tiene dos títulos; Night Alone y Midnigh Shadows. Este título ha pasado desapercibido debido a su lanzamiento en PS Vita. NIS America decidió darle una oportunidad trayendo estos dos juegos en una colección para la Nintendo Switch para que los amantes del terror la puedan disfrutar en la consola híbrida.

Yomawari trae el terror clásico, de la vieja escuela. No hay tutoriales sobre sus enemigos, lo tendremos que descubrir por nuestra propia experiencia de juego. Además, con cada nuevo enemigo que aparezca está garantizado el susto. Para jugar adecuadamente y vivir una experiencia ideal es aconsejable luz apagada y cascos, de esta forma crearemos una inquietante atmósfera que nos hará disfrutar mucho más de estos dos títulos de terror.

Yomawari

Project Zero: Maiden of Black Water

Este es uno de los títulos de la lista que más fiel le es al género J-Horror. Esta serie de culto, Project Zero/Fatal Frame tuvo su última entrega en la Wii U. El terror japonés llegaría a la penúltima consola de Nintendo con Project Zero: Maiden of Black Water.

La saga Fatal Frame, conocida en Europa como Project Zero, surge en la época dorada del Survival horror. Siempre ha mantenido los esquemas del género: cámaras fijas, mapas para explorar y puzles para resolver. En este título no mataras zombis o monstruos extraños y deformes a balazos, en Project Zero acabarás con fantasmas usando una cámara de fotos. La serie bebe directamente de la época dorada del cine de terror asiático, donde la gran pantalla impresionaba a sus espectadores con historias conocidas sobre fantasmas y leyendas de épocas anteriores.

Project Zero

Morph Girl

Morph Girl es un título independiente de Jaydeb, mente que está detrás de todo el proyecto. Con un iPhone, 20 libras y su novia actuando fue suficiente para lograr Morph Girl. Un FMV (Full Motion Video) que a pesar de salirse del género consigue lo que el jugador está buscando al iniciar esta historia, pasar un mal rato.

El título nos pone en la piel de Elana, una mujer que perdió a su marido y a partir de este trágico suceso su vida pierde el sentido. Revisamos objetos de la casa de Elana que nos dan pista y nos revelan partes de la historia, pero lo que parece un relato triste se torna a un extraño thriller. La música, el sonido y las imágenes del baño de la protagonista nos erizaran los pelos del cuerpo y mientras observamos los sucesos en nuestra silla tendremos la curiosidad de saber qué pasará después.

El jugador toma las decisiones bajo una estética retro y de lo que parecen grabaciones VHS que tan bien le sientan al juego. Morph Girl cuenta con varios finales, algunos de ellos muy espeluznantes, a pesar de que es un juego corto, la variabilidad de su relato te hará volver a jugarlo para tomar caminos diferentes en busca de otro final.

morph girl

En conclusión, la comunidad se queja de la poca novedad en el género, el abuso de clichés y el mínimo lanzamiento de juegos de este tipo. Pero, seguro que a muchos les gustaría ver una colección de Silent Hill para PS4 o Nintendo Switch.

Jorge Torrijos

Periodista. Formo parte de esa minoría que se elegía el inicial de tipo planta.

Publicaciones relacionadas

Cerrar