El último modo de juego social de Hearthstone resulta ser un desastre

Hearthstone es un juego de éxito más que probado, pero hay una espinita que Blizzard no se quita. Los jugadores siguen poniendo a prueba los límites del juego con estrategias de fatiga y un reciente debate sobre la duración de las partidas, pero a la desarrolladora no le basta con que juegues desde tu tablet. En realidad, le gustaría que salieras de casa, te juntaras con otros jugadores y disputaras tus duelos en red local, y que de paso que conozces gente te dé un poco el aire. No se puede decir que no lo ha intentado con un nuevo modo de juego.

Lo que pasa es que las cosas no han ido según lo previsto. Blizzard ha introducido recientemente un modo de juego llamado Fireside Gathering donde se puede obtener al nuevo personaje del juego, la bruja Nemsy Necrochispa. Lo malo es que para ello hay que establecer un punto de juego, una Taberna, para lo que además de desplazarse físicamente hay que cumplir unos requisitos, y todo para un personaje que no es más que un cambio cosmético como confirma Kotaku.

No es fácil para algunos jugadores encontrar Tabernas cercanas, más que nada porque no proliferan como setas. Para que se forme una, hay que reunir a tres jugadores en un mismo sitio en dos ocasiones separadas, y esto, salvo que lo lleven cabo grupos locales dedicados de jugadores, no parece abundar en una comunidad que es eminentemente online. Menos aún si el premio no es satisfactorio.

Blizzard ha aspirado con este modo a recuperar el espíritu de las partidas de juegos de cartas coleccionables físicos, como es el caso de Magic: The Gathering, o Pokémon, el juego de cartas. Solo que sin llevar mazos de cartas a cuestas, sino portátiles o tablets. No le ha salido bien. ¿Desistirá de sus intenciones sociales?

 

Cerrar