El verdadero problema de las cajas de botín

Las cajas de botín se están convirtiendo en un tema habitual en los videojuegos, ya sea porque Reino Unido esté valorando considerar estos artículos como juegos de azar, o porque un nuevo título decida incluirlos en su desarrollo. La cuestión es, ¿nos hacen falta todas las recompensas que obtenemos con ellas? ¿Obtenemos una ventaja tan importante como para poder completar un videojuego? ¿O simplemente se nos crea una necesidad inexistente?

Sobre este tema trata la última tira cómica de Dorkly. Una historia que deja bien clara la situación de muchos con las cajas de botín: tan solo es necesario dar con la necesidad de cada jugador y darle la oportunidad de conseguirlo a través de estos medios. Ya sea un arma legendaria, una skin que se ajusta al look que buscamos darle a nuestros personajes… o una remesa de sombreros como al protagonista de esta tira.

Y tú, ¿cuál fue la última vez que adquiriste una caja de botín y por qué?

“¡Inmundicia! ¡Voy a romperte todos tus huesos!”

“…A menos que quieras pagar para ver qué hay en estas cajas”

“Espera, ¿qué?”

“Cajas de botón, ¡amigo! Solo invierte un poco y puedes conseguir fantásticas armas o incluso nuevos personajes, ¡como Steve!”

“Hola”

“Esto es tan oscuro como el infierno. Nadie necesita esta basura. Casi hasta parece que has creado una necesidad artificial por pura avaricia”

“Vamos… No estoy obligando a nadie llevarse mi mercancía”

“Sabes exactamente cómo exprimir estos trucos psicológicos con la mayoría de los consumidores. Estáis explotando esta necesidad y lo sabéis. ¡Parásitos! No participaré en vuestra treta”.

“Lo siento, mi programa no tuvo en cuenta tus necesidades. Tendré en cuenta tu feedback y he decidido hacer lo correcto con mis clientes…”

“… ¡Vendiendo nuevos sombreros”

“¡Oh, Dios mío! ¡Me llevo 20!”

Cerrar