Enemigos de videojuegos que pueden matarte de un solo golpe

En muchas ocasiones hemos hablado de los jefes de videojuegos, enemigos muy poderosos que siempre suelen ser los mayores obstáculos a la hora de completar cada aventura, pero lo cierto es que hay otros muchos enemigos en el ocio electrónico que son capaces de darnos muchísimos problemas sin ser bosses. Se trata de enemigos que aparecen varias veces durante la aventura y que nos complican la existencia.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de enemigos de videojuegos tan peligrosos que te pueden matar de un solo golpe a poco que te descuides y confíes ante ellos. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes con las tuyas propias a través de la caja de comentarios.

Cualquiera (Hotline Miami)

Hotline Miami es indudablemente un videojuego complicado y lo es precisamente porque cualquier enemigo es capaz de matarnos de un golpe. Da igual si es un disparo, un puñetazo, el lanzamiento de un objeto del escenario o el mordisco de un perro. Todo enemigo que nos crucemos por el escenario es capaz de acabar con nosotros de un solo golpe, de modo que debemos cuidar cada paso que demos para no tener que repetir el nivel.

Dr. Salvador (Resident Evil 4)

Todo enemigo de la saga Resident Evil es peligroso y en Resident Evil 4 no hay excepciones. Uno de los peores enemigos ante los que nos podemos encontrar es el llamado Dr. Salvador, el clásico zombi con motosierra que es capaz de serrarnos de arriba abajo con solo acercarse a un metro de nosotros. Tomar distancia con este enemigo siempre es la mejor estrategia, pues de lo contrario no acabaremos bien parados.

Xenomorfo (Alien Isolation)

En el brillante Alien Isolation nos cruzamos con diferentes tipos de enemigos, pero el más peligroso siempre es el auténtico protagonista del videojuego de Creative Assembly: el xenomorfo. Su sola presencia es capaz de ponernos los pelos de punta, pero si nos localiza da igual lo que hagamos, pues acabaremos sucumbiendo ante sus enormes fauces de las peores formas imaginables. Y lo haremos muchas veces.

Chasqueador (The Last of Us)

Los infectados de The Last of Us pasan por diferentes fases antes de convertirse en chasqueadores. Al principio son rápidos y peligrosos, pero cuando pierden la visión agudizan el oído. Los chasqueadores son capaces de oír cualquier cosa y cuando lo hacen se lanzan a nuestro cuello sin piedad. Si nos atacan de cerca ya no habrá nada que hacer y Joel caerá ante ellos, teniendo que repetir desde el último punto de control.

Berserker (Gears of War)

Los Locust siempre han sido un quebradero de cabeza para Marcus Fenix y su grupo, pero concretamente el berserker es uno de esos que nos pone los pelos de punta con solo aparecer en pantalla. Este enemigo tiene la manía de embestir con todas sus fuerzas hacia nuestra posición. Si no conseguimos esquivarle y nos quedamos mirando cómo viene hacia nosotros solo lograremos que nos aplaste contra la pared más cercana.

Gigante (The Elder Scrolls V: Skyrim)

Cuando empiezas tu aventura en Skyrim solo quieres recorrer el bello mundo y descubrir qué maravillas habrá ocultas. Una de las primeras cosas que vemos son los rebaños de gigantes cuidando de sus mamuts. En la distancia son pacíficos, pero si te acercas demasiado los pondrás nervioso y harás que te den un garrotazo que te mandará al cielo, haciéndote perder toda la barra de salud de un solo y potente golpe.

Mímico (Dark Souls)

La primera vez que nos adentramos en Dark Souls no pensamos que hubiera nadie tan retorcido en From Software como para dar vida a los cofres y que pudieran comernos cuando los abrimos. El primer mímico que nos encontramos (sin saber de su existencia) es inesquivable, y en cuanto abramos el cofre nos engullirá con todas sus ganas. Trataremos de librarnos de su mordedura, pero no tendremos nada que hacer ante ella.

Publicaciones relacionadas

Cerrar