Epic Games advierte a los jugadores de Fortnite sobre el alto volumen de estafas

El sistema de moneda virtual de Fortnite y su vertiente Battle Royale cuenta con los PaVos, una divisa virtual que se paga con dinero real para conseguir determinados objetos dentro del juego. Con este concepto en mente, no es de extrañar que muchos hayan tirado de picaresca para llevar a cabo prácticas de dudosa legalidad con las que hacer el agosto con los pobres incautos que caen en sus falsas promesas.

Debido al alto volumen de estafas que se están registrando, sobre todo del público de menor edad, Epic Games ha tenido que salir al fente y pronunciarse en Twitter. Con una imagen bien llamativa, la compañía ha lanzado el siguiente mensaje en la red social del pájaro azul: «¡Di NO a las estafas! Tened cuidado con las páginas fraudulentas que ofrecen PaVos gratis o con descuento. Las únicas oficiales son epicgames.com y fortnite.com». Añaden, además, un enlace a la sección dedicada a la seguridad en cuentas dentro de su sistema.

La práctica habitual de estos timos, que explican en VG24/7, consiste en llevar a los usuarios a descargar determinadas aplicaciones en sus teléfonos con las que prometen ofrecer esta moneda virtual de forma gratuita a través del canjeo de puntos. Sin embargo, detrás de ellas se esconde un sistema de rastreo del uso del terminal y un sobreesfuerzo que afecta a su rendimiento y su vida útil. También los hay mucho menos sutiles, que directamente solicitan datos personales que pueden utilizar en su beneficio para realizar prácticas fraudulentas.

Sea como fuere, desde AlfaBetaJuega recomendamos encarecidamente no acudir a propuestas de terceros a la hora de buscar paVos de Fortnite: Battle Royale. Epic Games cuenta con una web de soporte en caso de dudas y explica a la perfección cómo funciona el sistema y cuáles son las únicas formas legítimas de conseguir esta moneda virtual. Todo lo demás es algo que puede traer importantes problemas.

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar