¿Es un pájaro? ¿Un avión? ¡No, es un coche volador!

El ‘crowdfunding’ se ha destapado como una herramienta muy poderosa a la hora de desarrollar proyectos. No sólo de videojuegos, sino de todo tipo. Un gran ejemplo lo encontramos en B, un coche radiocontrol que trata de recaudar fondos para su desarrollo a través de Kickstarter.

La peculiaridad de este vehículo es que es una mezcla entre un coche y un cuadricóptero. Vamos, lo que viene siendo un vehículo volador. Y sí, funciona, para muestra tenéis el prototipo que protagoniza el vídeo que encabeza estas líneas.

¿No os gustaría tener vuestro propio ‘todoterreno’? ¡Ningún obstáculo se interpondrá en vuestro camino! Además, incorpora una cámara frontal para grabar todas

Publicaciones relacionadas

Cerrar