¡Es Viernes 13 y los asesinos de videojuego están aquí! ¡Huid adolescentes!

En viernes como estos, los que van a acompañados de un 13, en AlfaBetaJuega nos gusta salir a la calle con una máscara de hockey. Es cierto, que el género slasher, ese tan trillado de asesino psicópata en serie se encuentra con grupos de adolescentes en celo y van matándolos uno a uno de formas cada vez más escabrosas, es más propio del cine que de los videojuegos: Jason, Freddy Krueger, Ghostface… la lista se nos puede hacer eterna. Sin embargo, los videojuegos también han tenido los suyos y si no, pues nos imaginamos unos cuantos:

El asesino del Origami

Probablemente el último gran asesino en serie del videjuego fuera el creado por David Cage. Un personaje brutal que llevaba hasta que empieza el juego, a ocho niños asesinados a sus espaldas. Los rapta, los asesina ahogándolos en agua de lluvia, les pone una figura de origami en una mano y una orquídea en el pecho y los abandona en un descampado. Perturbador y genial este juego o película interactiva, o como queráis llamarlo, que es Heavy Rain.

Splatterhouse

Rick y su novia son dos estudiantes de parasicología que son invitados a una masión misteriosa donde habita el mayor experto en la materia. En serio, después de tantas películas, ¿a quién se le ocurre? La casa toma vida, aparecen monstruos que secuestran a la chica y Rick encuentra una máscara de hockey (vale, dicen que es Inca) que le da poderes brutales además de un machete que llega de aquí a Cuenca. ¿Nadie ve el misterioso parecido de Rick con otro de los grandes slasher del cine norteamericano? ¿no?

Raam

Este bicho feo es el locust más puñetero al que te puedes enfrentar. El general se carga a lo largo de Gears of War a unos cuántos protagonistas del juego (no vamos dar nombres). Su modus operandi de asesino en serie: mover a unos murciélagos nada amistosos llamados krill para que nos despedacen en la sombra. Este es el peor asesino al que podemos enfrentarnos en verano si nos hemos quedado sin crema solar. Si eres Ozzy Osbourne y no te asustan los murciélagos no creemos que digas lo mismo de su cuchillo jamonero

 

 

Manhunt

El programa en el que realmente querríamos ver a los ex-concursantes de Gran Hermano se encontraba en este mítico y ultrapolémico juego de Rockstar (y lleva ya este gran estudio unos cuantos…). Cash era un criminal condenado a muerte con el que simulaban su ejecución para llevarlo a un sitio donde se graba un enorme programa snuff (películas donde supuestamente se ven acciones violentas verídicas aunque es más leyenda urbana que otra cosa). Un gran asesino en serie, pues el juego nos recompensaba por hacer las mejores ejecuciones.

Desmond Miles (Altair, Ezio, Connor)

¿Pero qué credo del asesino ni que ocho cuartos? El peor y más temible asesino de la historia de los videojuegos es Desmond Miles de Assassin's Creed. ¿Qué no? ¿Cuántos asesinatos en cuántas épocas históricas ha cometido a lo largo de tropecientos juegos? Que se preparen los invasores ingleses para enfrentarse al peor psicokiller de todos los tiempos, Connor y su tomahawk.

Hitman

Este tío es tan chungo que actualmente se dedica a asesinar monjas, pobrecitas ellas. ¿Por qué le viene su gel maligno que le obliga a asesinar de las formas más extravagantes posibles? No es que la actual situación del mercado laboral le haya obligado a coger un trabajo discutible, no socios. Lo que pasó, y te desvelamos en exclusiva en AlfaBetaJuega, es que no le moló ni un pelo el tema de la alopecia (¡ja! ¡Chistaco!) Pero esto no fue lo peor: quería ir a tatuarse a una pechugona en la calva para superar el complejo y el tatuador se equivocó y le hizo un código de barras. ¿Podéis imaginar qué le tatuó Hitman a tamaño real al artista, no?

Así que AlfaBetaJugones que esta noche salgáis de marcha, no seáis insensatos: si veis a un tío corriendo por la calle en plena noche con una máscara de hockey… no le preguntéis dónde encontrar marcha.

Néstor García, colaborador de AlfaBetaJuega

Publicaciones relacionadas

Cerrar