Escenas de tortura en videojuegos que nos helaron la sangre

Escenas de tortura en videojuegos que nos helaron la sangre

Atención, este artículo contiene SPOILERS de varios juegos.

A medida que ha ido pasando el tiempo los videojuegos han ido ganando en madurez y, por lo tanto, en contenidos adultos. El sexo todavía no está demasiado generalizado en el ocio electrónico, pero la violencia extrema es de lo más común y nos la encontramos a diario en este mundillo. Atropellos, golpes, disparos, puñetazos e incluso torturas de lo más salvajes. De esto último precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy.

Y es que lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación tras este texto introductorio es una selección de escenas de tortura en los videojuegos que no eran una simple forma de sacar información, sino que eran absolutamente bestiales. Tanto que consiguieron helarnos la sangre. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios.

Splinter Cell: Conviction

El legendario agente Sam Fisher tenía a su disposición una mecánica de lo más salvaje en Splinter Cell: Conviction para sacar información a sus víctimas. Dentro de un baño podíamos hacer todo tipo de animaladas con el fin de que el delincuente se viniera abajo y nos dijera aquello que tanto estábamos deseando oír. Ver a alguien con la cabeza ensangrentada al haber chocado contra el espejo de un baño no es muy agradable.

Bioshock Infinite: Panteón marino – Parte 2

Tras todo lo que ya había pasado solo le faltaba a Elizabeth acabar cayendo en manos del temible Atlas en la segunda parte del DLC Panteón marino de BioShock Infinite. Atlas le obliga a decirle todo lo que sabe, pero como se niega a hablar se dispone a practicarle una lobotomía. La tortura, indecente de ver, comienza con Atlas clavándole una aguja en el ojo a la pobre Elizabeth, uno de los personajes más queridos de los últimos tiempos.

Heavy Rain

En este caso se trata de una tortura forzada a hacérsela a uno mismo. Y es que Ethan Mars necesitaba conseguir toda la información posible para rescatar a su hijo secuestrado, de modo que tenía que cumplir las órdenes, aunque ello significara cortarse su propio dedo. Debemos elegir los instrumentos que queremos tener a mano y desprendernos de un dedo para siempre. Muy impresionante de ver… y controlar.

Wolfenstein: The New Order

Cualquiera que conozca la saga Wolfenstein no se sorprenderá de saber que en The New Order había una impresionante escena de tortura capaz de revolver el estómago del más insensible. Y es que en la piel de Blaszcowitz nos disfrazábamos de nazi para torturar a un nazi de verdad. Es cierto que esa clase de persona se lo merecía, pero lo que hacía nuestro buen amigo Blaszco era verdaderamente impresionante, de desagradable, claro.

The Last of Us

La obra maestra de Naughty Dog es cruda, realista, verosímil y no se corta un pelo en lo que a violencia se refiere. Buen ejemplo de ello es la escena de tortura que protagoniza Joel, cuando secuestra a dos enemigos con el fin de descubrir el paradero de Ellie. Para hacer que un saqueador hable le clava un cuchillo en la rodilla y se lo retuerce hasta que casi se desmaya. Luego, a pesar de haber recibido la respuesta que quería, ahoga a uno de ellos hasta la muerte y dispara a otro.

Grand Theft Auto V

Algunas escenas de tortura solo nos hacen observar, mientras que otras nos hacen ser partícipes. La de Grand Theft Auto V iba mucho más allá y nos metía en la piel de Trevor Phillips y ponía a nuestra disposición una multitud de herramientas de tortura para hacerle las mil perrerías a nuestra víctima. Podemos torturarlo todo lo que podamos y hacerle sufrir hasta que el pobre hombre no pueda más. La maldad de Trevor no tiene límites.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar