Escenas de videojuegos que nos hacen llorar cada vez que las jugamos

Escenas de videojuegos que nos hacen llorar cada vez que las jugamos

Los videojuegos han ido ganando madurez con el paso del tiempo y las temáticas adultas han ido tomando protagonismo. En sus inicios el ocio electrónico se contentaba con poner a disposición del jugador una propuesta que entretuviera y que no tuviera muchas más pretensiones, pero actualmente se busca contar historias que lleguen al jugador y una forma de conseguirlo es a través del drama.

En este sentido, durante los últimos años hemos tenido grandes exponentes de videojuegos en los que el drama es uno de sus principales géneros y que, por consiguiente, han conseguido que derramáramos alguna que otra lágrima en algunos momentos. Hoy te acercamos algunas de las que más nos han llegado a nosotros y te invitamos a que compartas tus favoritas en la caja de comentarios.

The Last of Us

La obra maestra de Naughty Dog tiene momentos muy tristes, pero aparte del prólogo debemos quedarnos con la conversación que mantienen Joel y Ellie en el rancho cercano a la central hidroeléctrica. Aquella en la que Joel le dice que no quiere seguir con ella (por miedo a que acabe como Sarah) y Ellie confiesa su cariño por él pese a lo mal que se ha estado portando con ella.

Mass Effect 3

La saga Mass Effect está repleta de grandes personajes con los que acabamos empatizando, de modo que la muerte de alguno de ellos tenía que hacernos llorar. Nos estamos refiriendo a la del doctor Mordin Solus, que se sacrifica en Mass Effect 3 para poder curar la genofagia que una vez ayudó a extender. Solus dio su vida para poder devolver la esperanza a los krogan. Inolvidable.

Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

Algunos criticaron la duración de las cinemáticas de Metal Gear Solid 4, pero era donde Hideo Kojima sacaba a relucir su capacidad de narrar. En esta ocasión estamos haciendo referencia al epílogo del juego, donde un anciano Solid Snake se reencuentra con Big Boss, su padre, y donde se ponen al día de todo lo que ha ocurrido. Una escena capaz de hacer llorar al mismísimo Chuck Norris.

Red Dead Redemption

John Marston había pasado por situaciones terribles para enmendar los errores de su pasado. El gobierno le había obligado a acabar con los que una vez consideró amigos para poder recuperar la vida junto a su mujer y a su hijo. Marston cumplió su parte del trato, pero el gobierno no quería dejar cabos sueltos y acabó eliminando a John de la ecuación. Todavía temblamos pensando en aquella traición.

The Walking Dead

Reconozcámoslo, la serie de The Walking Dead está a años luz de los videojuegos de Telltale, especialmente de la primera temporada. Y es que en el final de la primera tanda de episodios debíamos hacer frente a una de las situaciones más tristes que hemos vivido jamás en un videojuego. Nos referimos a la despedida de Lee y Clementine cuando nuestro protagonista está a punto de perder la vida.

Life is Strange

Lo fácil sería decir que el final de la obra maestra de Dontnod Games es lo más triste de Life is Strange. Probablemente lo sea, pero nosotros no podemos sacarnos de la cabeza el final del episodio tres. No solo estamos ante un golpe de impacto, sino que el estudio parisino logró ponernos los pelos de punta y arrancarnos unas cuantas lágrimas. La historia de Max y Chloe es de las que no se olvidan fácilmente.

The Last Guardian

Shadow of the Colossus e ICO eran obras tremendamente emotivas y emocionales. Sin embargo, el Team ICO ha alcanzado el súmmum de lo que es hacer llorar con The Last Guardian. La relación que forjan Trico, la bestia alada, y el niño protagonista es maravillosa y culmina en un final para la historia que no dejará indiferente a nadie y que, a buen seguro, hará que se te empañen los ojos.

Uncharted 4

Emocionarse con el final de Uncharted 4 solo tiene sentido si has sido fan de la saga desde la primera entrega. La cuarta parte de la saga de Naughty Dog es un homenaje a toda la franquicia y una carta de agradecimiento a los fans, de modo que el final te hará acabar mojado en lágrimas si has sentido la historia de Nathan Drake. Asimismo, la escena en que Elena pilla in fraganti a Nate es otra de las que nos hacen llorar.

Publicaciones relacionadas

Cerrar