Ese gran dilema que se presenta ante todos los entrenadores Pokémon

¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Estamos solos en el universo? Y por último, ¿cuál de los tres Pokémon iniciales es mejor? Esas son las grandes cuestiones que el ser humano se hace hoy por hoy, dudas filosóficas que hay que abordar tarde o temprano para tratar de llevar nuestro entendimiento un paso más allá. Claro, es fácil decirlo, pero se trata de preguntas de muy difícil respuesta, en especial la última de ellas, y si no que se lo pregunten a los millones de jugadores de los cartuchos de la saga Pokémon que han visto en el dilema de tener que elegir un miembro inicial de entre tres posibles de tipo fuego, agua y planta. Decisiones, decisiones…

Al menos les reconfortará saber que no están solos y que en este comic de Julia Lepetit y Andrew Bridgman que reproduce Dorkly se capta a la perfección la angustia de la duda, la levedad del ser ante la ominosa incertidumbre. Además, puestos a desprenderse de ellos, ¿qué más dará uno que tres? Pues no, hay que hacerlo difícil. ¡Ah, la incógnita! En fin,contemplad el cómic en cuestión que retrata un estremecedor momento cíclico que se repite en cada generación del juego.

-¡Oh, chico! ¡Un nuevo juego de Pokémon! Ahora a escoger el Pokémon de inicio…



-Oh, Dios… ¿Cómo elijo? ¿Y si hago la elección incorrecta y luego me arrepiento durante todo el juego?
-¡¿Y si escojo a Chespin y luego resulta que necesito un Pokémon de tipo agua más adelante y desearía haber elegido a Froakie?! Pero Fennekin es de tipo fuego, y siempre me viene bien un tipo fuego…



-¡Bien! Al fin he analizado todos los posibles resultados y he hecho mi elección. Menos mal que no tengo que volver a pasar por eso.

Publicaciones relacionadas

Cerrar