Esta compañía de videojuegos ha recibido la multa más severa de la historia

El ocio electrónico es uno de los negocios más rentables en la República de Corea, país que se ha consagrado en los eSports y cada vez más en el desarrollo de videojuegos para todo el mundo. Sin embargo, ahora la Comisión del Comercio Justo (FTC) del país asiático ha tenido que intervenir en la industria para sancionar a una compañía desarrolladora que supuestamente habría estafado intencionadamente a sus usuarios.

Se trata del estudio Nexon, responsable del videojuego online Sudden Attack, muy popular en Corea del Sur. El mencionado título inició recientemente un evento llamado Celebrity Count que invitaba a los usuarios a comprar dieciséis cajas de botín para obtener las dieciséis piezas necesarias de un rompecabezas que, una vez completado, daría acceso a ítems exclusivos. Cada caja de botín tenía un precio de 0,85 dólares, por lo que los usuarios supuestamente debían gastarse unos 14 dólares, según recoge As.

Sin embargo, lo que Nexon había ocultado es que la probabilidad de que salieran algunas de las piezas era del 0,5%, por lo que hubo jugadores que gastaron hasta 430 dólares para poder obtenerlas todas. La FTC cree que el engaño por parte de Nexon fue deliberado, por lo que han sancionado a la compañía con una multa de 880.000 dólares, la mayor de la historia de los videojuegos. Nexon asegura que usaron la frase “disposición aleatoria” para referirse a la entrega de piezas del rompecabezas, pero las excusas de la compañía no han convencido a la FTC.

Cerrar