Esta Inteligencia Artificial diseña videojuegos retro, y son sorprendentemente buenos

Que el campo de la Inteligencia Artificial está avanzando a unos pasos agigantados es más que una afirmación vaga. Grandes compañías de todo el mundo están volcando cantidad de recursos en este sector para conseguir algunas de las mentes artificiales más sorprendentes y brillantes de los últimos años, aun con las evidentes limitaciones que hay por el momento. Google ya demostró hace no mucho que una de sus inteligencias era capaz de superar videojuegos antiguos con una agilidad y soltura imposibles en seres humanos; ahora, un equipo de Georgia Tech ha pensado en hacer algo parecido: una IA que desarrolle videojuegos.

La Inteligencia Artificial desarrollada por este equipo es capaz de crear juegos tras consumir horas y horas de material de varios videojuegos retro, como explican en Digital Trends. Aunque su campo de acción se limita al de los 8 bits y el resultado, al menos a nivel estético, es bastante rudimentario; las ideas que plasma y las mecánicas que construye podrían pasar por cualquier juego de aquella época sin pudor alguno. El procedimiento que sigue el equipo para ayudar a esta mente digital, tal y como explica el profesor asociado Mark Riedl es el siguiente: «Primero, cogemos vídeos con partidas de varios juegos. En este caso, los juegos han sido Super Mario Bros., Kirby y Mega Man. Nuestro sistema aprende los modelos tomados para el diseño de niveles y las mecánicas de juego, así como las reglas de cada uno». Gracias a esto, ha conseguido crear sus dos primeros títulos, Killer Bounce y Death Walls. «Los algoritmos de aprendizaje que usamos son modelos gráficos probabilísticos para el aprendizaje de diseño de niveles y una forma de inferencia causal para el aprendizaje de las mecánicas de juego».

El resultado, como podéis ver a continuación, han sido dos juegos que dejan claras las posibilidades en este campo a pesar de lo temprano del proyecto. Aunque todavía queda mucho por recorrer, tanto Riedl como Matthe Guzdial, uno de los estudiantes de dicho centro, están muy contentos por el logro obtenido, dada la complejidad que supone el mero hecho de plantear un desarrollo de un videojuego. ¿Hasta dónde llegarán este tipo de ideas?

 

 

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar