Estados Unidos acaba con la neutralidad de la red

En las últimas horas la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos ha aprobado, por tres votos republicanos frente a dos demócratas, poner fin a la neutralidad de la red en el país norteamericano, lo que significa que los grandes proveedores de servicio tendrán el control total de la regulación en Internet y podrán implementar el llamado internet de dos velocidades, que perjudicará a algunas páginas en concreto.

De esta forma, organizaciones como Verizon, Comcast o AT&T podrán dividir en paquetes (como ya ocurre con la televisión por cable) los diferentes servicios que ofrece la red de redes. De este modo, si el cliente no paga todos los paquetes algunos portales en específico (se teme que Netflix o Amazon sean algunos de los perjudicados) funcionen por lo que se conoce como el carril lento, en lugar de seguir siendo rápido.

La mejor noticia es que la recién aprobada ley aún debe pasar por los tribunales (pues a buen seguro habrá quien la recurra), y no es probable que nada de ello ocurra antes de las próximas elecciones presidenciales, por lo que no sabe cuándo podría entrar en vigor, si es que llega a hacerlo. Pero, sin duda, se trata de un movimiento peligroso, pues los países europeos también podrían empezar a apostar por acabar con la neutralidad de la red, algo que siempre perjudicará al ciudadano de a pie.

Publicaciones relacionadas

Cerrar