Este es el final alternativo de Breaking Bad, con un cierto toque familiar para los españoles…

Mucha broma con el final de Los Serrano, pero aparte de que estuvo en boca de todo el mundo, que es lo que sus creativos querían, al final ha sentado cátedra y todo. El chiste recurrente de “era un sueño de Resines” ha debido llegar a oídos de algún ejecutivo norteamericano porque mirad, mirad el final alternativo de Breaking Bad que ha rodado el propio intérprete junto con Jane Kaczmarek, con quien coincidió en la serie Malcolm in the Middle, para el DVD recopilatorio. Y es precisamente con esta serie sobre una familia disfuncional y su hijo superdotado con la que enlaza esta secuencia que seguro que despertará no pocas sonrisas. 

Y es que a semejanza del cabeza de la familia Serrano, el bueno de Hal despierta en mitad de la noche y le cuenta a su sufrida esposa Lois el espantoso sueño que ha tenido, uno en el que preparaba metanfetamina para traficar con ella y había “un agente de la DEA, uno que se parecía a ese tío que sale en The Shield”. Y en el sueño Hal se hacía llamar Heisenberg y hacía cosas horribles, mataba gente, fabricaba bombas… En fin, que Lois se lo toma con filosofía, le dice a su marido que eso le pasa por comer “bizcochos de crema fritos” antes de dormir y vuelta al sobre. Pero el último plano deja la duda sembrada… ¿Lo ha soñado Hal realmente?

Una cosa está clara y es que esta secuencia sirve para realzar el talento del grandísimo actorazo que es Bryan Cranston y ver cómo se ajusta a una gran variedad de registros como el que se cambia de camisa, además de recuperar al personaje que le lanzó a la popularidad. Gracias a BuzzFeed por brindarnos este vídeo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar