Este smartphone le salvó de un disparo a un policía brasileño

Un móvil vuelve a salvar a una persona de un tiro en una de esas historias increíbles que son motivo de cachondeo en el cine y que, sin embargo, no es la primera vez que suceden en la realidad.

El portal Globo informa DE que un policía fuera de servicio se dirigía a la casa de su madre a lavar su uniforme. Cuando entró en su hogar descubrió que en la casa se estaba sufriendo un secuestro y, al ver los secuestradores el uniforme, dispararon dos veces.

Una de las balas no llegó a su objetivo pero la segunda sí acertó. La bala iba directa al trasero del policía pero entonces un Nokia Lumia 520 intercedió y detuvo la bala. En la imagen podéis ver cómo quedó el móvil, que recibió el tiro por la espalda, lo que le terminó resquebrajando la pantalla.

Ojo, si el móvil hubiera sido un Nokia 3310 probablemente la bala hubise rebotado e impactado en el criminal…

Publicaciones relacionadas

Cerrar