Estos son los principales problemas de tener un Pokémon en casa

Pokémon que se han convertido en vagabundos al abandonarlos sus entrenadores

Los pokémon siempre han sido muy monos, especialmente los 150 primeros, que ya han pasado a la cultura popular. Sin embargo, por mucho que alguien quisiera tener uno en casa, no siempre sería una buena idea, tal y como da buena muestra la siguiente recopilación. Terminarías echándolos de casa.

Para empezar, los pokémon eléctricos no vienen nada bien a tus aparatos, podrían hacer que dejaran de funcionar, o incluso estropearlos. Hay otros que se creen que no son tan dañinos como realmente son, y podrían darte más de un disgusto si te hacen un ataque sin querer. Por no hablar de aquellos que se enfadan un día y liquidan a sus cuidadores directamente.

Hay algunos pokémon que ni si quiera podrías mantenerlos limpios, puesto que su habilidad de Tormenta Arena los tendría siempre hechos una porquería, y otros que de limpios se pasan, ya que no saben calcular el poder de sus ataques de agua. Repasa con nosotros esta recopilación de momentos que serían problemáticos si tuvieras una criatura de estas en casa.

"Casi arruino una relación de ocho años al transformarme en el novio de mi entrenadora".

"Cuando me sorprendo suelo autodestruirme (Me asusto un montón)".

"Ella aprendió Lanzallamas sin el permiso de mamá, quemó las cortinas y me echaron a mí la culpa".

 

"Me gusta electrocutar a los growlithe de los vecinos a través de la verja".

"Me acerqué demasiado al ordenador de mi entrenador y le freí la placa base otra vez".

"'Tío, hace calor fuera' no significa 'Hidrobomba'".

 

"Literalmente, asesiné a la gente que me creó".

"Esto es todo lo que hago".

"Usé Tormenta Arena después de que mi mami me bañara otra vez".

 

"Creo que soy un perro, así que doy lengüetazos cuando me emociono. Olvido que eso paraliza a otros".

"Esta es la quinta vez que pasa esta semana".

Publicaciones relacionadas

Cerrar