Estrenos en las carteleras españolas: 26 de septiembre

Este fin de semana tenemos dos estrenos de los que hacen acopio de premios, puesto que por un lado está La entrega (The Drop), que viene aplaudida por la crítica del festival de San Sebastián y que es el último trabajo de James Gandolfini (Los Soprano) antes de fallecer, el 19 de junio de 2013, a los 51 años.

Por otro lado tenemos La isla mínima, también presentada en el mismo festival y de nuevo aclamada por la crítica. Los televisivos Javier Gutiérrez (Los Serrano) y Raúl Arévalo (Con el culo al aire) serán dos policías en la España de los años 80.

Si tenéis dudas de cuál escoger, os explicamos de qué va cada una y facilitaros la elección de por cuál de las dos opciones decantaros este fin de semana. Empecemos.

La isla mínima

Alberto Rodríguez, responsable de Grupo 7, vuelve a mostrarnos una historia dura que él mismo escribe y dirige. Delante de las cámaras, el omnipresente Antonio de la Torre (La gran familia española) y Jesús Castro (que está triunfando con El niño) se unen a los ya citados Gutiérrez y Arévalo. Un thriller policial para aquéllos que busquen una película transcendental que deje poso después de verla.

La historia nos cuenta cómo dos policías muy diferentes se verán obligados a colaborar para resolver varios crímenes ocurridos en un remoto pueblo de las marismas. Nos encontramos en la España de los años 80, un momento de transición entre la generación fascista y la nueva ola de jóvenes que crecían conociendo la libertad y los cambios de costumbres.

La entrega

El realizador Michael R. Roskam debuta en Estados Unidos con una película que ejecuta un perfectamente engrasado guión de Dennis Lehane. La película está protagonizada por el imparable Tom Hardy (Origen, El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace) y el tristemente fallecido James Gandolfini. Con un guión realista y una trama bien fundamentada, conoceremos la nueva historia del escritor responsable de Mystic River; Adiós, pequeña, adiós y Shutter Island.

Un solitario y enigmático camarero del barrio de Brooklyn rescata a un cachorro de un cubo de basura. Tras verlo herido, decide curarlo y quedárselo. Pero sus problemas comenzarán cuando el dueño del animal empieza a chantajearle y amenazarle con matarle. Sin saberlo, también se verá involucrado en una conspiración criminal que se producirá en el bar donde trabaja, mientras que la Policía le considerará a él como culpable.

¿Cuál os apetece ver más de las dos? ¿Qué película pensáis ir a ver este finde al cine?

Publicaciones relacionadas

Cerrar