Los videojuegos podrían aumentar la materia gris del cerebro

Según un estudio, los jugadores más habilidosos desarrollan una zona poco estudiada del cerebro relacionado con las capacidades cognitivas.

Jugadoras mujeres con mando

Los beneficios de jugar a videojuegos siguen siendo ese gran desconocido para todo el mundo, pero cada día aparecen más estudios que corroboran las ventajas de practicar esta afición. Desde la publicación Nature nos llega esta vez un estudio, elaborado por la Universidad China de Ciencia y Tecnología electrónica y la Universidad Macquarie de Australia, que evidencia la mejora de la conectividad funcional y el aumento del volumen de materia gris en las subregiones insulares del cerebro en jugadores asiduos de videojuegos.

Para ello analizaron el resultado de dos grupos de usuarios, 30 jugadores casual y 27 expertos y en estos últimos vieron una serie de mejoras en lo mencionado anteriormente además de una mayor conectividad entre las redes atencional y sensoriomotora, es decir, cómo se relaciona el sujeto con el entorno a través de sus percepciones físicas.

Entre los jugadores habituales había profesionales de League of Legends o Dota 2, de los que tomaron imágenes detalladas de la masa cerebral y encontraron esas diferencias con el escáner del otro grupo de usuarios, que no reveló resultados significativos. Esta nueva información de zonas del cerebro no estudiadas anteriormente explicaría que los videojuegos mejoran el desarrollo cognitivo, muy relacionado con el lenguaje, la memoria, la percepción o la resolución de problemas.

Del mismo modo, se están utilizando videojuegos para encontrar un pronóstico temprano de la demencia porque permite estudiar la capacidad de navegación de los pacientes. Una vez más la ciencia y los videojuegos se dan la mano para investigar el comportamiento de la mente humana. ¿Crees que jugar un videojuego puede ser beneficioso en algún aspecto?

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar