Expulsan de un cine a un espectador por llevar puestas las Google Glass

Google Glass es un dispositivo que parece tener muchas posibilidades, pero por interesante que os parezca es mejor no llevárselas puestas a según qué sitios, no sea que os pase como a este señor de Ohio que ha tenido uno de los sustos de su vida solo por entrar a una sala de cien con la lente de Google sobre su faz. Y es que a sabiendas de la capacidad del aparato de grabar lo que el usuario está viendo, los responsables de la sala alertaron a las autoridades ante el riesgo de que estuviera grabando de manera ilícita la proyección que estaba en marcha en ese mismo momento.

El incidente provocó que nada menos que el FBI tomara cartas en el asunto, y como nos informa la web The Gadgeteer, sometió a un interrogatorio a este pobre hombre que aducía que simplemente llevaba las Google Glass acopladas sobre sus gafas graduadas habituales, las cuales llevaba puestas para poder ver mejor la pantalla, y que en todo momento estaban desconectadas. Las autoridades no se quedaron convencidas hasta que no registraron hasta el último bit de los contenidos personales de este espectador que solo quería disfrutar de la película. La verdad es que la historia da para sacar bastantes conclusiones sobre las que reflexionar…

Publicaciones relacionadas

Cerrar