Facebook no nos hace más felices, dice un estudio

¿Cuántas veces al día nos conectamos a Facebook? Puede que algunos más y otros menos, pero lo que es cierto es que muy pocos de nosotros estamos más de un día sin, en algún momento, echarle un ojo a nuestro perfil, o contactar con alguien a través de la red social. De hecho, para mucha gente incluso estar a la última de todo lo que sucede entre sus amigos a través de Facebook se ha convertido prácticamente en una necesidad. Pero, ¿por qué nos conectamos? ¿Nos hace más felices?

Pues en busca de dar respuesta a estas preguntas, en la Universidad de Michigan, Estados Unidos, han realizado un estudio en el que varios científicos han tratado de investigar si existe alguna relación entre el uso de Facebook y la satisfacción y felicidad de sus usuarios. Y los resultados han sido bastante claros: Facebook no nos hace felices.

Para este experimento, 82 jóvenes usuarios de Facebook fueron investigados, a través del método del muestreo de experiencia, una técnica que permite medir cómo piensa y se siente una persona en un momento determinado. Para ello, cada uno de los participantes recibieron cada día durante dos semanas varios mensajes de texto a los que debían responder comentando cómo se encontraban.

¿Cómo te sientes?, ¿cuán preocupado estás?, ¿cuán solitario te sientes en este momento?, ¿cuánto has usado Facebook desde la última vez que te lo preguntamos?, ¿cuánto has interactuado “directamente” con otras personas desde la última vez que te lo preguntamos? fueron algunas de las preguntas que, según EFE Futuro, los investigadores realizaron a los jóvenes, y tras analizar sus respuestas, aseguraron que cuanto más usaban Facebook durante un periodo los sujetos estudiados, peor se sentían después.

Uno de los psicólogos de la Universidad aseguró después del estudio que "“en la superficie Facebook proporciona un recurso valioso para la satisfacción de la necesidad humana básica de conexión social. Pero, en lugar de realzar el bienestar, encontramos que el uso de Facebook pronostica el resultado opuesto, socava el bienestar”.

Parece ser que la respuesta a qué es aquello que hace feliz al ser humano todavía no tiene respuesta, y las redes sociales no han hecho cambiar, para mejor, la satisfacción humana.

Publicaciones relacionadas

Cerrar