Fallout 4 esconde interesantes secretos bajo el agua

Fallout 4 esconde interesantes secretos bajo el agua

Como bien sabrás a estas alturas, en AlfaBetaJuega somos unos apasionados de la saga Fallout, de modo que nos gusta traerte interesantes contenidos con frecuencia. No es para menos, pues los mundos que creó Bethesda para Fallout 3 y 4 no solo son gigantescos, sino que están repletos de detalles que no se acaban por mucho que investigues. Tal vez hayas descubierto todas las localizaciones, pero siempre queda algo.

En el pasado te hemos hablado de historias ocultas a plena vista y en lugares de la Commonwealth de Fallout 4 que todos conocemos o de referencias que la última entrega de la franquicia hacía a Fallout 3 sin que nadie se diera ni cuenta, como es la aparición del Ferrocarril. Hoy queremos trasladarnos a la expansión más importante de Fallout 4, Far Harbor, y hablarte sobre una de sus mayores curiosidades: el fondo del mar.

Durante mucho tiempo se especuló con que un DLC de Fallout 4 podría llevarnos a las profundidades marinas. Al final tuvimos que conformarnos con el puerto pesquero de Far Harbor, pero aun así allí encontramos un montón de secretos en el agua. Podemos comenzar por uno de lo más curioso, como una puerta sobre el agua en la que hay un esqueleto tumbado encima y otro agarrado, pero en el agua. Evidentemente estamos ante una divertida y socarrona referencia a Titanic.

En la Commonwealth de Fallout 4 podemos encontrar todo tipo de horrendas criaturas: mutascorpius, sanguinarios, yao guais, mutarachas, ratas topo, necrófagos, mirelurks (anteriormente conocidos como hombres pinza) o tochomoscas son algunas de ellas. Sin embargo muchos querían que los mirelurks no fueran la única criatura mutada acuática. En Far Harbor encontramos algunas (gigantescas) variaciones de esta, pero había más.

En el fondo del mar pudimos hallar el enorme esqueleto de una ballena mutada, por lo que se nos da a entender que en algún momento Bethesda valoró la opción de incluir estas criaturas que, lamentablemente, nos quedamos con las ganas de ver. Terminaremos este artículo con una última curiosidad sobre lo que puede encontrarse en las profundidades marinas de la fenomenal expansión Far Harbor de Fallout 4.

Ya en la aventura principal a Bethesda le dio por meter maniquíes por todas partes. Museos, asentamientos enemigos, tiendas… En todos lados hay maniquíes dispuestos a darnos un buen susto y a hacernos creer que tenemos un enemigo ante nosotros. Ni el fondo del mar se libra de ellos. Y es que bajo del agua de Far Harbor hay barcos hundidos, contenedores de transporte o estructuras con ventanas con un elemento común.

Efectivamente. En todos ellos encontramos maniquíes en lugar de encontrar esqueletos de las verdaderas personas que fallecieron allí. Podríamos pensar que es una forma de aligerar el juego y que no dé tanto mal rollo, pero lo cierto es que estos maniquíes consiguen multiplicar exponencialmente el “malrrollismo” que nos da bucear por las aguas de Far Harbor. No es para menos, pues su aspecto es aterrador (como puedes ver en la imagen que encabeza este artículo).

Una vez más te hemos ofrecido una curiosidad sobre la saga Fallout, concretamente sobre su cuarta y más reciente entrega. El mundo creado por Bethesda es tan sumamente enorme que nunca deja de sorprendernos, por lo que queda mucho que explorar y explicar. Si te ha gustado el artículo y quieres que te acerquemos más textos de este estilo tan solo debes hacérnoslo saber en la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta para un futuro próximo.

Cerrar