Fallout 4 tiene un terrorífico secreto sobre un asesino en serie

Fallout 4 tiene un terrorífico secreto sobre un asesino en serie

A casi todo el mundo le apasiona el terror. Mucha gente disfruta viendo películas o jugando a videojuegos en los que el protagonista lo pasa verdaderamente mal y se ha de enfrentar a horrores inimaginables. Tanto es así que incluso videojuegos que no son de terror tienen elementos de miedo que no se le escapan a los aficionados más concienzudos. Ese es precisamente el caso de Fallout 4, el título de Bethesda Softworks.

Y es que, aunque no se trata del más grande jamás visto, el mapa de Fallout 4 contiene rincones ocultos y localizaciones que esconden secretos de lo más terroríficos. Eso es concretamente de lo que queremos hablarte en nuestro artículo de hoy, en el que te queremos acercar un par de esas historias ocultas en el juegazo de Bethesda y de las que probablemente no te diste cuenta o ni siquiera llegaste a encontrar por el mapa.

Hoy queremos comenzar con la historia secreta de la Galería Pickman. Es posible que, yendo por la zona centro de la Commonwealth, pases por alto la puerta roja de esta localización, pues al fin y al cabo tiene un nombre poco llamativo. Tal vez creas que es una galería de tiro, pero lo cierto es que al acceder encontrarás uno de los secretos más terroríficos y sanguinolentos de todo Fallout 4. Allí nos espera sangre y más sangre.

Miremos por donde miremos solo encontraremos sangre, vísceras, órganos e incluso cuadros repletos de todo ello. Y es que Pickman, quien allí habita, es un artista que cree que la mejor forma de expresarse es a través de la sustancia rojiza que todo humano tiene en su interior. Pickman es un asesino en serie, un psicópata que deja su tarjeta de visita a todo aquel al que asesina: un corazón pintado, claro está, con sangre humana.

A medida que descendemos y seguimos avanzando por el interior de la galería encontraremos a los típicos bandidos de Fallout 4. Puede que te disparen porque es lo que siempre hacen (al fin y al cabo no son más que saqueadores), pero puede que también lo hagan porque están acobardados y piensen que, de hecho, tú podrías llegar a ser el mismísimo Pickman que está diezmando sus filas y sembrando el terror en la zona.

Cuando nos acercamos al final del viaje dentro de esta terrorífica localización de la Commonwealth podremos ver a un grupo de bandidos dando una paliza a un “civil inocente”. Tu gran corazón te hará ir a salvarle la vida inmediatamente, pero pronto descubrirás que esa vida que has salvado es la de Pickman, el dueño del lugar más tétrico de Fallout 4. Lamentablemente el juego no ofrece opciones de diálogo para salvar su vida o condenarle a la más dolorosa de las muertes, pero lo compensa de otro modo.

Pickman, ya a salvo, nos ofrece como recompensa la llave de su caja fuerte. ¿Valdrá la pena lo que hay en el interior?, te estarás preguntando. La respuesta es afirmativa. Dentro de la caja encontraremos el cuchillo de Pickman con el que el artista psicópata habrá segado decenas de vidas. Puede parecer algo tétrico, pero lo cierto es que el arma tiene unas estadísticas bastante considerables y, definitivamente, el cuchillo merece la pena.

Sin embargo, en el interior de la caja fuerte encontramos algo más, una nota que puedes ver en forma de imagen tras este texto. “Gracias, asesino”, dice en ella al tiempo que acompaña el mensaje con el corazón de sangre, la seña de identidad de Pickman. Tal vez el psicópata sencillamente nos agradece que le hayamos salvado o quizás espera que tomemos el relevo y nos convirtamos en el nuevo terror de la Commonwealth.

Fallout 4, como ves, está repleto de oscuros secretos que hemos empezado a explorar hoy junto a ti. Sin embargo, aún queda mucho por descubrir, de modo que si estás interesado en conocer más sobre el terror oculto en el videojuego de Bethesda tan solo tienes que hacérnoslo saber en la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta de cara a futuros artículos sobre la última gran obra del estudio norteamericano.

Publicaciones relacionadas

Cerrar