Fallout 4 tiene una triste historia sobre una hermana secuestrada

Fallout 4 tiene una triste historia sobre una hermana secuestrada

Ha pasado más de año y medio desde que Fallout 4 llegara a nuestras vidas con un videojuego que superaba en casi todo a sus antecesores: tamaño del mapa, posibles finales, posibilidades de afrontar una misma situación y, por supuesto, en el número de secretos escondidos. Y es que por mucho tiempo que transcurra desde su lanzamiento, el videojuego de Bethesda tiene tantas cosas ocultas que no pueden explicarse todas a la vez.

A lo largo de las semanas te hemos contado muchas de las historias que puedes encontrar en la Commonwealth postapocalíptica que nos presenta Fallout 4, pero seguimos teniendo más que contar. Eso es precisamente lo que queremos hacer en el día de hoy, acercarte otra de esas tristes historias que aguardan en Fallout 4 y que nunca encontrarás si tan solo rascaste la superficie y no te pusiste a excavar en las profundidades.

Aunque tal vez tardaras muchas horas en hacerlo en tu primera partida, uno de los primeros objetivos que recibimos tras empezar Fallout 4 es visitar Diamond City, el asentamiento más grande y poblado de toda la Commonwealth y que está edificado en el interior del estadio de los Red Sox. Es probable que allí te toparas con la misión de ayudar a Travis a ganar confianza en sí mismo en materia romántica y sentimental.

Si seguías esa misión llegarías hasta el bar Beantown, una cervecería repleta de todo tipo de parroquianos, algunos con más mala leche que otros. Un bandido llamado Tower Tom que aparece en el local puede ser encontrado fuera del lugar y, más tarde, aniquilado, lo que nos permitirá indagar en su terminal personal para descubrir qué ha estado haciendo en los últimos tiempos. Ya te avanzamos que no hacía nada bueno.

Una vez hackeado, su terminal nos desvelará una serie de mensajes de Lily, una joven de una banda rival a la de Tower Tom que ha sido secuestrada para asegurar un flujo constante de alimentos para la banda de Tom. El chantaje le funciona a la perfección, pues la líder de la otra banda, Red, es la hermana de Lily. En algún momento se nos da a entender que Tower Tom mató por accidente de Lily, por lo que se tuvo que hacer pasar por ella en los mensajes con Red para seguir recibiendo sus alimentos.

Si no investigas más la historia termina ahí, pero si decides ir a la Federal Ration Stockpile, al sudeste del mapa, te encontrarás con Red y su banda, todavía esperanzados de poder encontrar a Lily. Red te cuenta que tiene sospechas de que las cartas que ha estado recibiendo son falsas. Si has matado a Tower Tom, además, también dice que sabe que la mencionada cervecería Beantown está despejada y que es segura.

Lamentablemente no hay ninguna misión que podamos emprender para contarle a Red lo que le ocurrió a su hermana Lily, por lo que es más que posible que la hermana mayor también acabara muriendo a causa de los peligros de la Commonwealth sin descubrir nunca qué le ocurrió a su hermana pequeña. Una triste historia con final a medias y que nunca, de ningún modo, podrá ser resuelta por el protagonista de la aventura.

Como ves, Fallout 4 nunca deja de sorprender y siempre tiene algún nuevo secreto que sacar a la luz o alguna historia oculta de la que muy pocos se han dado cuenta a lo largo de este año y medio que hemos estado disfrutando del videojuego de Bethesda. Si te ha gustado el artículo te invitamos a que nos lo hagas saber en la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta para futuros textos sobre Fallout 4, que todavía tiene mucho que ofrecer.

Publicaciones relacionadas

Cerrar