Fallout: Divergencia entre mundos

Fallout: Divergencia entre mundos

Dentro de unas semanas Fallout 4 llegará por fin a las tiendas, después de muchos años de espera. Sin embargo, para conocer un mundo tan rico como el suyo, merece la pena que nos paremos a estudiar todos sus entresijos, así podremos entender mejor el nuevo argumento y encajarlo dentro de la historia general de la saga.

El mundo de Fallout es en parte el mismo que el nuestro. Está basado en nuestra realidad, y por eso el jugador lo reconoce como familiar, pero a su vez tiene sus propias reglas, su propio funcionamiento. Toda la saga tiene lugar en un futuro postapocalíptico originado tras una ficticia guerra entre Estados Unidos y China, pero para entenderlo hay que irse muchos años atrás, antes de lo que llaman la Gran Guerra. Es todo aquello que no se ve en ningún juego, ya que transcurren en del siglo XXII en adelante, pero que todos ellos dejan muchas pistas si se saben buscar.

Lo peculiar de Fallout es que se ancla en una especie de retrofuturo. Es el futuro claramente, ya que todas las entregas tienen lugar después del año 2100, pero la estética es la propia de alguien que vivió en Estados Unidos en 1950 o 1960. Representa la visión del futuro de las películas, series y cómics de la época. Es como si todo estuviera siendo narrado o imaginado por un escritor que vive durante esos años, ya que incluso la música, con su jazz, su swing y su rythm and blues, es la que se oye en las emisoras del Yermo y del Mojave.

Nuestra realidad y la de Fallout comparten prácticamente todo hasta la década de los años '50, aproximadamente. Desde esa fecha y en adelante los mundos se van distanciando progresivamente, aunque no hay un punto claro. Los hechos, inventos y estilo de vida entorno a esa época son los mismos, pero conforme se alejan, se difuminan como si se estuviesen cortando hilos poco a poco y sustituyendo por otros nuevos. Por un lado, por ejemplo, el movimiento hippy es mencionado en diversas conversaciones, pero no tendría por qué haber ocurrido, ya que tuvo su auge a partir de 1965 aproximadamente, y también el presidente Reagan es mencionado, ocurriendo todo eso años después de la divergencia; pero por otro lado, la Guerra de Vietnam que también es de esas fechas, tiene un origen diferente, puesto que losjuegos cuentan que Estados Unidos sí la declaró oficialmente, mientras que en nuestra realidad no fue así, a pesar de desplegar un elevado número de tropas en el territorio.



Con el paso de los años hasta la fecha de la Gran Guerra, el mapa político internacional y las fronteras sufren cambios drásticos. Siguiendo con el caso de los Estados Unidos, sus estados se descomponen y se vuelven a unir para formar un nuevo territorio de solo trece mancomunidades, siendo, por ejemplo, la República de Nueva California una de ellas, que es donde transcurre Fallout New Vegas. Todas están regidas por un gobierno central, aunque algunas tienen más autonomía que otras. En Europa también hay cambios, ya que se forma un gobierno continental para crear una comunidad fuerte, pero con el paso de los años se descompone hasta llegar al desastre.

Sin embargo, aunque la historia es un punto importante, la principal divergencia entre mundos se encuentra en el progreso científico. El campo en el que se producen principalmente los progresos es el de la energía nuclear, así que esta se convierte en el leitmotiv de toda la saga Fallout. Los procesos en los que nosotros hemos aplicado energías eléctricas o de combustión, ellos han conseguido desarrollar generadores de energía nuclar, tanto de fusión como de fisión, para prácticamente todo.

Las ciudades se abastecen de ellos gracias a las grandes plantas energéticas subterráneas, pero también se utilizan en las casas o en los coches, propulsados gracias a unas baterías que en realidad son generadores compactos. Hay una absoluta obsesión por lo nuclear. Llega a tal punto que incluso los refrescos llevan isótopos radiactivos, como la Nuka-Cola Quantum.



Tal grado de nuclearización acarrea un gran problema: la radiación. La población enferma al sufrir los efectos colaterales, pero dejar de utilizarla no es una variable que manejen, así que se con el tiempo se ven obligados a encontrar soluciones. Sus esfuerzos se centran en investigar tratamientos y tecnicas científicas para paliar sus efectos. Así surgen los Rad-Away y Rad-X, medicamentos que ayudan a los pacientes que han sufrido radiación o se van a exponer próximamente.

Así como la ciencia avanza por su propio camino, lo mismo le ocurre a tecnología. Los orígenes de este mundo se anclan en una época en la que están llegando los primeros ordenadores. Estos son grandes máquinas que ocupan una sala entera que no verán reducido su tamaño con el paso del tiempo, ya que nunca se llega a inventar el transistor, la gran revolución informática de nuestro tiempo. Sin embargo, a pesar de su aspecto arcaico, está demostrado que son tan potentes como los nuestros o incluso más. Existen granes estaciones que controlan muchos aspectos de la administración de los Estados Unidos y también complejas inteligencias artificiales.

En términos generales se puede decir que no se produce una miniaturización de la tecnología salvo contados dispositivos, como los Pipboy, que se llevan en la muñeca, y otros pequeños aparatos no tan utilizados.



Aunque su informática casi parece de primera generación, la robótica es un terreno donde nos llevan años luz de ventaja los habitantes del Yermo y sus antepasados. Mientras nuestra industria está en pañales todavía, RobCo Industries ha creado diferentes clases de robots que se aplican a todos los ámbitos de la vida: hay un Señor Mañoso que ayuda en las tareas del hogar, hay otros que sirven para recibir visitantes en museos, y también, por supuesto, los hay totalmente armados capaces de defender ellos solos instalaciones de alta seguridad, como las diferentes versiones del Protectron.

La Gran Guerra entre Estados Unidos y China no deja que el mundo avance demasiado; tras la misma, se encuentra tan destrozado que prácticamente vuelve a los tiempos de las tribus. Sin embargo, el hombre de Fallout también ha conocido el espacio y ha llegado a la Luna, aunque sus viajes llevaron otro ritmo que los nuestros. Con el paso del tiempo, el creciente belicismo del ambiente obligó a transformar los transbordadores en aeronaves capaces de lanzar ataques nucleares desde una gran altura. Aunque a más altura todavía se encontraba la estación orbital de la URSS, bloque político superviviente en esa realidad, que puede lanzar el mismo tipo de ataques pero desde la atmósfera.

El mundo se termina matando a sí mismo por los recursos y eso es visto desde el espacio por especies alienígenas. Esa es la última diferencia con nuestro mundo: en su futuro, ellos han encontrado evidencias de que hay vida inteligente en el espacio y esta visitando la Tierra. ¿Nos faltará mucho a nosotros?

Cerrar