Felicita las Navidades con esta increíble postal animada

Algunas tradiciones se van perdiendo, pero los “menos jóvenes” o los nostálgicos todavía seguirán enviando postales de Navidad para felicitar estas fiestas tan familiares, así como para desear un buen y próspero año nuevo. Aquellos que nos leáis y llevéis a cabo esta bonita práctica quizás estéis deseando renovar vuestro repertorio, que no sale de la vela encendida y el paisaje nevado. Para evitar esta repetición temática, os traemos la postal animada.

Su mecanismo es tan sencillo y el resultado tan simpático que os preguntaréis por qué no lo habéis hecho antes. Se abre la caja en la que se encuentra la felicitación navideña, se sujeta para que no se despliegue y se coloca, con cuidado, en alguna superficie.

Tras haberla dispuesto tal y como os hemos comentado, hay que soltarla para que la función dé comienzo. Veréis como aparece una casa con dos perros y un gato gruñón cantando y enumerando diversos elementos y festejos navideños. Cada uno con su estilo, ya que el felino no parece estar demasiado entusiasmado. Desconocemos si por las fiestas venideras o por el ritmo de sus compañeros. El final, inesperado, os agradará de buen seguro.

Como suele pasar con estas cosas, más que leerlas hay que verlas para disfrutarlas. Por tanto, os pasamos el vídeo que ilustra tan animado espectáculo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar