FIFA 18 soluciona un exploit del que se aprovechaban los jugadores contra la CPU

La picaresca en los videojuegos no tiene límites, tampoco en FIFA 18. El juego de EA Sports daba pie a un exploit que ha sido corregido en su más reciente parche. Y es que no solo hay caras nuevas en los modelos del juego, si no que además se ha evitado que otros le echen rostro a la cosa beneficiándose de un fallo para provocar, en sus partidos contra la CPU, que los rivales se vuelvan agresivos y empiecen a provocar faltas hasta ser sancionados con tarjetas amarillas, y claro está, la expulsión tras ver la segunda de ellas.

Por ello, identificado el problema, EA Sports ha conseguido anular este comportamiento en la última actualización de FIFA 18. Hasta el momento, los jugadores podían tentar a la máquina a cometer faltas poniendo como «cebo» a jugadores de bronce de bajas capacidades, lo que vienen a ser unos tuercebotas. Pero no es necesario jugar como los ángeles cuando puedes quedar en superioridad numérica o directamente ganar el partido logrando que el rival se quede con menos de 8 jugadores.

Eurogamer da fe de que la corrección se ha llevado a cabo y que la IA está ahora «limitada por las mismas restricciones que un jugador humano». La desarrolladora no clarifica el funcionamiento, pero supuestamente ahora razona mejor cuándo hacer las faltas.

¿Has notado el cambio en FIFA 18?

Cerrar