FIFA 21 elimina una de las funciones de FUT

La nueva entrega de FIFA desecha el uso de las Cartas Fitness.

Además de erradicar algunas celebraciones «tóxicas», EA quiere mejorar la experiencia del usuario con el nuevo FIFA 21. La nueva entrega futbolera de la franquicia, de la que ya hemos visto algún que otro interesante gameplay, ha decidido acabar con algunas de las peores funciones de FUT, Fifa Ultimate Team, todas aquellas que tenían que ver con la compra de objetos para mejorar o recuperar a jugadores.

Lo ha confirmado a través de la web oficial de FIFA 21, en una publicación en la que habla de los nuevos cambios en este modo de juego y de la inclusión, por ejemplo, de mecánicas cooperativas con otros usuarios para trabajar varios en un mismo equipo y perfeccionarlo. Ahí, subraya que ya no habrán objetos fitness para recuperar la energía de los jugadores, ni tampoco objetos de entrenamiento o entrenadores de equipo. Lo más llamativo es la eliminación del primero de ellos, ya que es algo que lleva en la saga desde que Ultimate Team existe.

FIFA 21 02
FIFA 21 intentara ofrecer mayor simulación.

Una apuesta mayor por enriquecer y mejorar la experiencia del jugador, pero de la que todavía queda por ver qué alternativa proponen o cómo la mejoran. Aunque ya han mencionado que los jugadores recuperarán toda su energía tras cada partido, pero que se implementará un «mejorado sistema de recuperación y lesiones».

La compañía siempre ha asegurado que los medidores de fatiga han servido para rotar a las plantillas y no usar siempre el mismo 11 en cada partido, pero la presencia de estos objetos en los paquetes de cartas que se compran in-game hacía que fuera mucho más difícil conseguir mejores jugadores, cosa que ha irritado bastante a la comunidad. Se desconoce si se mantendrá el sistema de cajas de botín de las compras de sobres, o las «mecánicas sorpresa» como las llaman en EA.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar