Final Fantasy: Personajes que son más poderosos de lo que pensabas y otros más débiles de lo que creías

Final Fantasy: Personajes que son más poderosos de lo que pensabas y otros más débiles de lo que creías

¡Cuántos personajes hemos conocido a lo largo de Final Fantasy! De todas las características y con habilidades que debíamos aprender a combinar para tener éxito en los combates de estos videojuegos. Conocer al dedillo al elenco era muy importante ya que, al igual que en todo, seleccionar a los mejores es un requisito indispensable para que nadie nos tosiera.

Pero las apariencias engañan y no todos los personajes que aparentan ser fuertes tienen este nivel. Por el contrario, otros que hemos desechado por aparentar ser más débiles (el hecho de no ser protagonista puede pesar mucho). Desde Screenrant no ofrecen una selección de varias personalidades de Final Fantasy que pudieron confundirnos con el poder.

Algunos que aparentaban ser más fuertes de lo que en realidad eran y otros que aunque parecían ser débiles, merecían estar en tu equipo de Final Fantasy. ¿Quién no faltaba nunca en tu escuadra de Final Fantasy?

Vincent Valentine: débil.

Sus pintas molonas y su capacidad de transformarse en criaturas con potentes ataques hacían pensar en Vincent como un aliado perfecto. Pero cuando se convertía en estos seres, perdíamos el control del personaje. No poder indicar qué podía o no podía hacer era todo un engorro para redefinir nuestra estrategia.

Selphie Limit: fuerte.

No te dejes engañar por su aspecto de aprendiz, Selphie puede ser uno de los personajes más poderosos en Final Fantasy VIII. Activando su Límite, se activa una ruleta en la que aparecen distintas magias entre las que aparecía una llamada The End que ponía fin al combate de forma rápida ya que aniquilaba a todos los rivales. Si eso no es ser poderoso…

Princesa Garnet: débil.

Un ejemplo de que ser protagonista no te asegura ser más fuerte que el resto. Es cierto, podemos usarla en nuestro equipo y nos irá bien. Pero estaremos negando la presencia de un personaje de sus mismas características pero con mejores estadísticas: Eiko. La princesa parece compensar teniendo un catálogo mayor de eidolones, pero los dos mejores: Bahamut y  Ark, pero no se consiguen hasta el final del juego… quizás demasiado tarde.

Eiko: fuerte.

No podíamos mencionarla sin recordarla. Como ya hemos dicho, tenerla en nuestro equipo es una opción inteligente gracias a su repertorio de magias blancas. Parece pequeña, pero en combate es un gran apoyo no solo porque puede curarnos, resucitarnos, solucionar estados que nos hayan infligido el resto. El uso de Sanctus, causando un gran daño en el rival (cosa impropia de estos conjutos).

Fran: débil.

Lo dicho, parecer poderoso no significa serlo. Fran pertenece a la raza Viera, capaces de desatar su furia si alcanzan un nivel de concentración alto. Pero Square Enix parece que se olvidó de estas notas al desarrollar a este personaje, ni rastro de estas características. Hubo que esperar a Final Fantasy XII: The Zodiac Age para que se solucionasen sus pobres estadísticas.

Caith Sith: fuerte.

Un gato robótico que quizás no alcance la popularidad ni el aspecto tan molón de protagonistas como Cloud, Vincent o Barret. Pero su capacidad para activar Game Over a través de su Límite, puede erradicar a los rivales de una sola tajada.

Cerrar