Final Fantasy tiene secretos ocultos que jamás habías oído

Final Fantasy tiene secretos ocultos que jamás habías oído

Pocas sagas de videojuegos consiguen mantenerse a lo largo de treinta años y seguir ofreciendo títulos de gran calidad. Square Enix tiene el placer de decir que ellos lo han conseguido con Final Fantasy, que el año pasado nos deleitaba con su entrega número XV. Es por ello que una franquicia con tanta solera y recorrido ha de tener tantos secretos y curiosidades que es imposible que los mismísimos fans las conozcan todas.

Es precisamente por ello que hoy queremos acercarte este artículo, en el que exploramos un par de secretos ocultos en la franquicia Final Fantasy que muy probablemente no habías oído jamás. Comenzaremos con uno de lo más curioso y acabaremos con uno algo más picante y repleto de misterio. Acompáñanos en las siguientes líneas para conocer un par de curiosidades sobre una de las grandes sagas de videojuegos de la historia.

Como bien sabrás, la subsaga Dissidia de Final Fantasy se basa en combates uno contra uno al más puro estilo de los juegos de lucha tradicionales. En la segunda entrega de la subfranquicia se introdujo una nueva mecánica de juego: los asistentes. Cuando se llenaba la barra podías pedir ayuda externa a otro personaje para que te echara una mano en combate. En la demo de esa segunda entrega Aeris era uno de esos personajes de apoyo.

Lo curioso es que los fans descubrieron que ya en el primer Dissidia Final Fantasy había ocultos modelos tanto de Aeris como del enemigo Tonberry completamente funcionales. Al principio se pensó que habían sido descartados por algún extraño motivo, pero finalmente se acabó comprobando que, en realidad, eran exactamente los mismos modelos que en Crisis Core: Final Fantasy VII, por lo que en ningún momento hubo planes de llevarlos a Dissidia desde el primer juego.

Eso sí, sí se pudo utilizar esos modelos para que los modders los introdujeran en el juego a posteriori. La segunda de las curiosidades que queremos acercarte hoy hace referencia a Final Fantasy XIII, título en el que tenía una gran importancia la hechicera Oerba Dia Vanille. Y es que lo segundo que queremos contarte está precisamente relacionado con este hiperactivo e interesantísimo personaje del videojuego.

 

Lo cierto es que Square Enix pudo haber tenido otros planes para Vanille inicialmente, pues los usuarios descubrieron en el código del juego un modelo completamente desnudo del personaje. Para ser justos cabe señalar que diseñar modelos desnudos es algo habitual, pues los desarrolladores pueden requerirlos en algún momento de la historia aunque no enseñen las partes más íntimas para evitar que la calificación por edades se dispare hasta ese temido +18 o R en Estados Unidos.

Lo verdaderamente particular del modelo desnudo de Vanille es que, a diferencia de otros modelos de este estilo, sí tenía completamente definidos los pezones, lo que hizo pensar a buena parte de la comunidad que la hechicera podría haber jugado un papel mucho más erótico en las primeras ideas que se tuvieron sobre Final Fantasy XIII. Al final tuvimos un desnudo parcial del personaje, pero no llegó a esos extremos.

Como ves, los treinta años de historia de Final Fantasy han dado para muchísimas cosas y en este artículo no hemos hecho más que rascar la superficie de una saga tan gigantesca, rica y longeva que sigue sorprendiendo con nuevos detalles cada día que pasa. Si quieres que sigamos explorando en profundidad los secretos más interesantes de la franquicia de Square Enix no tienes más que hacérnoslo saber en los comentarios.

Cerrar