Final Fantasy VII cumple 20 años: Estas son las claves de su éxito

Las claves del éxito de Final Fantasy VII en su 20 aniversario

Hoy es un día especial para los amantes de los videojuegos en general y más específicamente para los seguidores del rol de corte oriental. Y es que un 31 de enero de 1997 nacía en Japón Final Fantasy VII, el videojuego que lo cambió todo y definió un género, marcando el camino a seguir en los años venideros. Es por ello que hoy le queremos rendir el homenaje que se merece con un pequeño artículo.

Lo que a continuación te dejamos son algunas de las que, a nuestro parecer, han sido las claves del éxito de Final Fantasy VII para acabar siendo considerado como uno de los mejores videojuegos de la historia del ocio electrónico. Han pasado veinte años y lo seguimos recordando como el primer día. ¿Qué es lo que más recuerdas tú de Final Fantasy VII y por qué crees que conserva la popularidad que tiene?

El momento del lanzamiento

Una de las grandes claves de Final Fantasy VII fue el momento de su lanzamiento y la saga a la que pertenece. La franquicia de Squaresoft ya era toda una institución en el mundillo y la llegada de la séptima entrega en exclusiva a la primera PlayStation era un motivo de peso para hacerse con la máquina de Sony, que ya estaba cosechando unos exitosos números como para ser un buen terreno en el que estrenarse.

Por si fuera poco, Final Fantasy VII suponía un gran avance en la saga en muchos aspectos, revolucionando uno de los géneros más clásicos de la historia: el RPG. Tras el lanzamiento del videojuego de Squaresoft muchos seguirían sus pasos en cuanto a jugabilidad, narrativa y relación entre personajes, por lo que sentó las bases de lo que estaba por llegar en un futuro próximo.

Una historia inolvidable

Una de las grandes fortalezas de la saga Final Fantasy y un signo de atrevimiento en sus responsables era (y sigue siendo) la de contar una historia completamente distinta con cada nuevo episodio de la franquicia. Eso es lo que hace grande a cada Final Fantasy y el episodio VII no fue una excepción. Más bien fue todo lo contrario, pues su comienzo ya consiguió meternos en el bolsillo hasta el mismísimo final.

La secuencia introductoria nos presentaba un atractivo mundo futurista y un misterioso protagonista sin nombre al que deberíamos ayudar a vencer a un enemigo todavía sin conocer nada sobre él. El bueno de Cloud se daría a conocer más tarde y, de hecho, es probable que todo el mundo aficionado a los videojuegos lo conozca pese a no haber jugado nunca a este Final Fantasy VII.

Drama en su justa medida

Una historia de Final Fantasy no sería inolvidable sin un toque de dramatismo, algo que en Final Fantasy VII se logró a la perfección. Decir adiós a nuestros amigos virtuales fue duro, pero también una dosis de realidad. El título de Squaresoft nos arrebataba a personajes que nos caían bien y con los que habíamos empatizado, pero todo ello servía para darnos cuenta de que debíamos terminar lo que habíamos empezado. Por ellos.

A día de hoy son pocos los que no conocen a quienes murieron en Final Fantasy VII, incluso quienes no han jugado al juego. Sin embargo creemos que es mejor que, si no lo has hecho, lo experimentes por ti mismo para conocer de primera mano los sentimientos que provoca despedir a personajes tan queridos.

Sistema de juego y mundo

El género del rol de corte oriental ha avanzado mucho en los últimos tiempos y, de hecho, Final Fantasy XV con su dinámico combate en tiempo real es el mejor ejemplo de ello. Final Fantasy VII, por su parte, apostaba por un sistema de juego tradicional, basado en turnos en los que el rol se manifiesta en su máxima expresión. Trazar tácticas y planes era fundamental para salir con vida de los enfrentamientos más difíciles.

Por otro lado, la libertad de exploración que permitía Final Fantasy VII era algo que no se había visto en demasiadas ocasiones hasta esa magnitud. Squaresoft hizo magia en la PlayStation original y nos brindó un universo atractivo y que apetecía explorar hasta el último de sus rincones. Un título redondo en todas sus vertientes, como ves.

El legado

Han salido a la venta multitud de videojuegos de la saga Final Fantasy desde que Final Fantasy VII maravillara al mundo en 1997. En dos décadas han cambiado muchas cosas, pero los fans siguen hablando sobre este título inolvidable por diferentes motivos. Su perfección es uno de mucho peso, pero lo que está en el horizonte ha conseguido que la obra vuelva a estar en boca de todos, incluso de los más jóvenes.

Es probable que el esperado remake de Final Fantasy VII se ponga a la venta este mismo 2017, pues el vigésimo aniversario sería el momento ideal para hacerlo. Sea como fuere, esta versión mejorada y modernizada supondrá el regreso a su fantasía por parte de los aficionados más clásicos y un soplo de aire fresco y un aliciente para que los nuevos usuarios conozcan una de las mejores obras de la historia del mundillo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar