Final Fantasy VII: Mercado Muro es mucho más sexy en versión original

Final Fantasy VII: Mercado Muro es mucho más sexy en versión original

Las traducciones a partir de idiomas como el japonés no son una tarea fácil. No cuando el idioma en cuestión tiene ricos matices y referencias culturales que son difíciles de trasladar porque requieren de una amplia explicación previa. Es lo que le pasó a Final Fantasy VII, que pese a que todos lo pudimos disfrutar en su día, no llegamos a apreciar lo que realmente escondían los diálogos de su versión original. Algo que desvelaba relaciones entre personajes o que aportaba más profundidad a algunas cuestiones. Por ejemplo, Mercado Muro es un lugar totalmente distinto en Japón.

Tim Rogers presenta una nueva entrega de su serie de vídeos Found in Translation, que elabora para Kotaku, y en los que ahora mismo está explorando lo que se ha perdido por el camino en la traducción de Final Fantasy VII. Y ojo a lo que subyace en el Mercado Muro, que está inspirado ni más ni menos que en ciertas zonas de Tokio donde, digamos, prima la vida alegre. El primer ejemplo es nada más llegar, donde alguien nos ofrece una habitación para descansar. Muy agradecidos en occidente, porque siempre viene bien recuperar PS y PM, pero en japonés lo que nos estaba ofreciendo era una habitación de corta estancia para practicar sexo (y añadiendo además que está más limpia que otras de la zona, conque imagínate) y largarse discretamente, lo que se conoce en la capital nipona como un love hotel.

 

 

Hay más. En un hotel encontramos una máquina expendedora de donde podemos obtener varios ítems, siendo uno de ellos una bebida energética. Pero en la versión original, cierto término empleado insinúa que esta no es una bebida estimulante sin más, sino que más bien su propósito pasa por conseguir una erección. Pero a todo esto, Cloud tiene que conseguir un vestido de mujer para hacerse pasar por una y sacar a Tifa de un lío, lo cual le lleva a compartir baño con un grupo de hombres musculosos, uno de los cuales le hace en perfecto nipón una indecente propuesta para que se una a su harem de jovencitos.

En versión original, a Cloud le ofrecen pasar un rato con mujeres, interpreta un equívoco en base al cual una azafata piensa que uno de estos hombres musculosos ha, ejem, entrado por la puerta trasera por así decirlo, y en general se mueve en un ambiente mucho más sórdido del que conocimos, como podrás ver en el vídeo adjunto. Otro trauma que añadir a la colección Cloud. ¿Te imaginabas que iban por ahí los tiros?

Publicaciones relacionadas

Cerrar