First Person Lover, el shooter que nos invita a hacer el amor y no la guerra

Después de tantas horas invertidas en juegos de disparos en primera persona, la única conclusión posible es que la violencia no es la solución. Por muchos enemigos que derrotemos, acribillemos, masacremos, despedacemos o volemos por los aires siempre vuelven a por más. Por tanto, toca replantearse la estrategia. Y qué mejor que contrarrestar el odio con el poder del amor, cambiar granadas por besos y balas por cariño. En vísperas de San Valentín, First Person Lover llega justo a tiempo para cambiar el horror de la metralla por un desfile de mimitos.

First Person Lover es un extrañísimo juego free-to-play en primera persona compatible con navegadores que esconde una hábil maniobra de márketing de la línea de ropa del extenista Björn Borg. En él tomaremos el control de un o una “agente del amor” que, previamente ataviado con la última colección de ropa de esta marca, tendrá como misión enfrentarse a toda la gente llena de odio que le sale al paso para, a continuación, desnudarles y vestirles de nuevo con la ropa de Borg. Como lo oís.

Mejorar sus vidas, en resumen. Para ello contamos con armas como la pistola de besos, la escopeta de pétalos o la ballesta de arcoiris. Si vais bien provistos de insulina o si el amor ya fluye por vuestras venas como un tren desbocado, podéis probar el juego en la página oficial de First Person Lover. Paz y amor, amigos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar