Forges, el dibujante, ridiculiza los videojuegos como producto cultural

El renombrado artista, Forges, conocido por sus ácidas tiras cómicas ha cargado con su última viñeta contra la idea de tratar a los videojuegos como "productos culturales", valiéndose del ejemplo del recién estrenado Destiny, y los 380 millones de euros que se invirtieron en su desarrollo.

Son muchos los años que llevamos la comunidad de jugadores, así como la propia industria del videojuego, luchando porque los videojuegos sean reconocidos como productos culturales que en muchas ocasiones conforman auténticas obras de arte. Casos como Journey, Shadow of the Colossus, u Okami son sólo un minúsculo ejemplo de ello. Y no solamente queda ahí la cosa: en todos los videojuegos trabajan personas encargadas de aspectos como el arte conceptual, el modelado tridimensional o el doblaje, profesiones que también van ligadas al cine y que supone una industria que se engloba en el panorama cultural.

"Ahora resulta que los videojuegos 'matamuch' son productos culturales. Así nos va", declara uno de los personajes que aparecen en la escena, mientras que el otro apunta: "No; así nos hacen ir". Situación que va precedida por un titular que reza: "Destiny […] es el producto cultural más caro de la historia".

La mofa de Forges no queda únicamente aquí ya que desde su cuenta de Twitter asegura que pensar en los videojuegos como un producto cultural se trata de "estragos del patxarán, seguro".

¿Qué opinión os merece la viñeta? ¿Creéis que las personas que no juegan tienen una idea distorsinada de lo que son los videojuegos? ¿Los considerarías productos culturales o artísticos? 

Os adelantamos que mañana publicaremos un artículo de opinión donde trataremos nuestra visión del asunto, y el concepto distorsionado que se tiene desde el exterior a la hora de tratar los videojuegos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar