Fortnite Battle Royale trae una nueva bomba con la versión 3.6

Desde que se actualizó para incorporar el modo de moda, valga la redundancia, Fortnite Battle Royale no ha hecho más que crecer en los últimos meses. El videojuego desarrollado por Epic Games ha sufrido en espectacular boom tanto en acogida como en usuarios al incorporar la nueva modalidad de 100 jugadores y ahora pelea por mantenerse en la cresta de la ola con más y más novedades que llegan en actualizaciones como esa versión 3.6 que ya llega.

El propio equipo de desarrollo ha confirmado la llegada de una nueva granada al juego a través de un comunicado oficial en su web. Ahí, la compañía ha aprovechado para desvelar algunos detalles sobre esta actualización. Su nombre es «La Lapa» y, tal y como explican sus mismos responsables, se puede adherir a los enemigos para hacerlos volar por los aires. Quienes buscen hacerse con ella, podrán «encontrar esta nueva granada en botines de suelo, entregas de suministros, llamas de suministros y cofres del tesoro».

No es lo único que llega con la versión 3.6 de Fortnite, también se ha confirmado otra nueva arma para el modo «Salvar el mundo», el clásico y existente antes de la llegada del Battle Royale, además de determinados arreglos en relación a la vinculación con las cuentas de Twitch Prime a través de la web de Epic Games y otros fallos relacionados con el sonido y algunas puertas metálicas del juego.

Más y más fichajes para un juego que no deja de crecer y adquirir nuevos jugadores. Lo que Epic ha conseguido con Fortnite es digno de elogio, como también lo es su esfuerzo para seguir al pie del cañón. ¿Cuánto más logrará estar en la cima?, ¿cuántas más novedades traerán a los usuarios? Por el momento la primera pregunta no tiene respuesta; pero la segunda ha descartado la llegada de un nuevo mapa.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar