Fortnite demanda a dos jugadores que hacían trampas en el modo Battle Royale

En apenas dos semanas Epic Games ha visto cómo la modalidad Battle Royale de Fortnite ha sido capaz de reunir a más de diez millones de usuarios. Lamentablemente entre ellos se hallaban dos tramposos a los que la compañía ya está combatiendo a través de los tribunales. El estudio estadounidense está dispuesto a ofrecer una experiencia equilibrada en la que este tipo de usuarios no tienen cabida, tal y como sugieren unas recientes declaraciones que recoge Kotaku:

«Cuando los tramposos usan aimbots u otras tecnologías para obtener una ventaja injusta arruinan las partidas a las personas que juegan de manera justa. Nos tomamos muy en serio esta clase de engaños y buscaremos todas las opciones disponibles para asegurarnos de que nuestras partidas sean divertidas, justas y competitivas para todos los jugadores”, ha afirmado Epic tras demandar a dos usuarios que utilizaban los servicios del portal Addicted Cheats para ganar en la modalidad en el nuevo modo de Fortnite.

Tras percatarse de las técnicas que utilizaban en el juego, que consistían en una mejora notable en el sistema de seguimiento, de apuntado y de disparo a enemigos, la compañía ha decidido acusar a ambos de infringir el acuerdo de licencia de usuario del videojuego. Además, puesto que las trampas utilizadas también modificaban de alguna forma el código de Fortnite, la empresa cree que también son responsables de violar los derechos de autor al alterar el contenido original de su propuesta. ¿Te has topado con algún jugador de este tipo en tus partidas?

 

Cerrar