Gabe Newell, creador de Half-Life, enviará un gnomo al espacio

Valve tiene un objetivo solidario y científico con este experimento espacial.

Una de las figuras más importantes de la industria del videojuego, padre de Half-Life y de una futura hazaña de lo más inesperada. Gabe Newell, mandamás de Valve, ha decidido lanzar un gnomo al espacio. Si Elon Musk lanzaba un coche al cosmos, el creador de Gordon Freeman ha decidido que algo pequeñito debe surcar las estrellas. ¿El motivo? Desde luego, no es lanzar Half-Life 3; pero sí que es algo caritativo.

El gnomo de Half-Life 2: Episodio 2 que conseguirá cumplir su deseo

Al igual que en Portal 2 y el afán de cierto monitor por viajar al espacio, en Half-Life 2: Episodio 2 existe un logro consistente en llevar un gnomo durante toda la partida a un cohete espacial para que surque el espacio. Con esa idea en mente, Newell se ha aliado con el estudio de diseño Weta Workshop y con la agencia espacial Rocket Lab para ponerse manos a la obra con esta campaña.

Una iniciativa que, más allá de buscar la extravagancia y la diversión, tiene un doble fondo de lo más interesante. El motivo de este experimento es poner a prueba una técnica de impresión 3D con la que elaborar componentes para naves espaciales. Además de eso, el lanzamiento del cohete se retransmitirá en directo y, por cada espectador que reúna, Newell donará 1 dólar a la UCI pediátrica del hospital Starship.

La cuenta de Rocket Lab en Twitter irá informando sobre cada actualización en relación con el proyecto. Mientras tanto, el gnomo de titanio de Weta Workshop se prepara para hacer un viaje cuya ventana se abre a partir del 15 de noviembre. Desde ese día, hasta el 29 del mismo mes, se escogerá una jornada y una hora para comenzar el inicio de la operación Flight 16 que llevará a este pequeño al espacio en el cohete Electron. ¡Esperamos que todo vaya bien! Aunque, seguramente, veamos alguna que otra bromita con Half-Life 3 como esta.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar