Gamelab 2016: Ron Gilbert cree que el humor no tiene la presencia que merece en los videojuegos

Gamelab 2016: Ron Gilbert cree que el humor no tiene la presencia que merece en los videojuegos

La industria del videojuego sigue creciendo a pasos agigantados en España gracias a certámenes como el Gamelab de Barcelona, un congreso internacional de ocio electrónico al que cada año asisten grandes personalidades del mundillo. En la edición de 2016, y durante su segunda jornada, el Gamelab ha contado con la inestimable presencia de Ron Gilbert, artífice de la saga Monkey Island.

El creativo ha reivindicado el papel del humor en los videojuegos, género que cree que no goza de suficiente respaldo. “Creo que, en cierta forma, los videojuegos aún se ven como juguetes para niños. Veo comedias en la televisión en las que constantemente desafían los límites, siendo casi ofensivas, buscando una reacción del público. Nunca veo ese tipo de humor en un juego”, ha señalado Gilbert.

La jornada de hoy del Gamelab de Barcelona también ha disfrutado de la presencia de David Braben, conocido por el rompedor videojuego de los años 80 Elite y por su Raspberry Pi, un ordenador de bajo coste creado con el objetivo de promover la educación informática en centros escolares y del que ya se han vendido más de nueve millones de unidades.

Braben ha acudido al certamen para recibir el Premio Leyenda, que galardona a grandes personalidades de la industria del videojuego. En la entrega del galardón, Braben ha agradecido el reconocimiento al tiempo que quiso valorar el presente del sector. “Me siento afortunado de haber empezado en una época tan inmadura pero emocionante de la industria. Ahora es mucho más difícil hacerse un hueco”, remarcó el premiado programador.

El estudio español MercurySteam también ha hecho acto de presencia en la segunda fecha del Gamelab, donde ha presentado en profundidad su nuevo videojuego: Raiders of the Broken Planet. El jefe de diseño de la compañía, Enric Álvarez, ha señalado que huir de una gran distribuidora les va a permitir gozar de un control total sobre su licencia creativa, aunque también cuentan con el inconveniente de que la fuerte inversión corre el riesgo de no ser recuperada si el título no vende las suficientes unidades.

La propuesta de MercurySteam nos presenta un mundo futurista centrado en la vertiente multijugador en el que todo el mundo tratará de conseguir recursos. El punto diferencial con otras obras es que si queremos hacernos con los recursos por los que está batallando otro jugador deberemos enfrentarnos cara a cara con él en detrimento de los disparos a distancia.

Cerrar