Gearbox anticipa la llegada de una nueva IP que puede revolucionar el sector como Borderlands

La compañía de Randy Pitchford es ahora parte de Embracer Grop.

Tras sorprender hace tan solo unos días por su compra por parte de Embracer Group (THQ Nordic), Gearbox Software anticipa que andan trabajando en un nuevo proyecto que será tan revolucionario como lo fue en su día Borderlands. Lejos de su saga más emblemática, la compañía de Randy Pitchford no ha tenido demasiada buena suerte, con lanzamientos con tan poco recorrido como Battleborn o Aliens: Colonial Marines.

En una más que interesante y detallada entrevista con VenturaBeat sobre su reciente adquisición por el holding sueco, Pitchford aseguró que en Gearbox están incubando «muchos conceptos nuevos de propiedad intelectual» preparados para «expolotar» y que este movimiento les permite arriesgar y llevar a cabo apuestas que serían imposible siendo un estudio independiente.

«Podríamos esperar al socio editorial adecuado que esté dispuesto a hacer una apuesta, en lugar de solo arriesgarse en algo que saben que Gearbox ya ha hecho antes», comenta el directivo. «Los editores que se han arriesgado con nosotros por lo que queremos ver a continuación siempre han sido recompensados. Pero, por alguna razón, no pueden sentirse cómodos con ese tipo de riesgo. Ahora podemos correr ese riesgo».

Un movimiento estratégico para asegurar el futuro de la compañía y sus nuevas ideas

Aunque no ha detallado nada concreto acerca de estas nuevas IP revolucionarias que tienen entre manos, Pitchford comenta que Gearbox ha conseguido revolucionar la industria anteriormente con Borderlands y asentar mecánicas que hoy en día han adoptado multitud de juegos, como la mezcla de shooter RPG, y lo volverán a hacer sin «quemar barcos». El directivo pone como ejemplo a Epic Games, quien tuvo que vender Gears of War a Microsoft para poder costear un proyecto que acabaría convirtiéndose en Fortnite.

«No tenemos que hacer eso. Podemos cumplir al máximo la propiedad intelectual que tenemos y buscar una nueva propiedad intelectual como consecuencia de esta relación. Eso es increíblemente emocionante para mí. Siento que recién estamos comenzando», comenta Pitchford. Su intención es poder aportar a la industria todo lo que pueda antes de que tenga que retirarse. «No sé cuántos años me quedan, pero quiero hacer todo lo que pueda mientras sigo siendo útil para esta industria, mientras sigo siendo útil para las personas que quieren videojuegos. Lo haré mientras el mundo quiera que lo haga. Tengo la intención de morir en el cargo. Espero que sea dentro de mucho tiempo».

Más allá de sus propios juegos, Gearbox también ha actuado como editora en lanzamientos como We Happy Few y Godfall, el juego exclusivo de PS5 desarrollado por Counterplay Games. Al igual que Borderlands, Godfall propone una experiencia de acción y RPG, más enfocado al combate cuerpo a cuerpo, con un sistema de looteo que el juego de Gearbox ayudó a asentar en el género. Veremos que es capaz de proponer la compañía de cara a los próximos años más allá de su franquicia estrella con este nuevo respaldo económico por parte del holding que engloba THQ Nordic, Koch Media y Saber Interactive, entre otros muchos.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar