George R. R. Martin no quiere que nadie más escriba sobre el universo de Canción de Hielo y Fuego

George R. R. Martin es un escritor amado por sus fans, que tachan los días que faltan para que salga a la venta cada nueva entrega de la saga Canción de Hielo y Fuego, más conocida por el título de su primer volumen, Juego de Tronos. Estamos seguros de que el sentimiento es mutuo y que George también lleva a sus lectores en el corazón. Ahora bien, todito nos los consiente George salvo que le toquemos lo que es más preciado para él: el propio universo que ha creado para dar situación a esta trama kilométrica de traiciones, conspiraciones, batallas y elementos fantásticos que está cautivando a su audiencia.

De modo que si alguno de vosotros tenía el sueño de, algún día, llegar a poder escribir una historia sobre Juego de Tronos y que ésta fuera reconocida oficialmente y que contase con el beneplácito de su creador, olvídalo. Olvidadlo categóricamente. Que alguien escriba acerca de su mundo haciendo y deshaciendo a su antojo no va a pasar mientras a Martin le quede un solo aliento: “No mientras viva”, responde firmemente a esta posibilidad en el medio neozelandés Stuff, aunque con un pero: “Pero tarde o temprano dejaré de estar vivo porque ‘Valar Morghulis’. Todos los hombres mueren”.

“No creo que mi mujer, en caso de que viva más que yo, lo permita tampoco. Pero una cosa que la historia nos ha enseñado es que tarde o temprano estos derechos literarios pasarán a manos de nietos o descendientes colaterales, o gente que en realidad no conocía al escritor y a la que no le importan sus deseos. Para ellos es la gallina de los huevos de oro. Y así obtenemos abominaciones como Scarlett, la secuela de Lo que el viento se llevó”. Por último, el autor remata con este pensamiento tan divertido como tenebroso: “Apuesto a que hay editores haciendo cola con grandes sacos de dinero deseando que alguien les diga ‘Sí, adelante, hagamos Sauron Contraataca’”. Martin siempre ha afirmado que Canción de Hielo y Fuego le llevaría siete libros, de los que ahora mismo se encuentra terminando el penúltimo, aunque también ha reconocido alguna vez que estas cosas de calcular a ojo no siempre le salen exactas… 

Publicaciones relacionadas

Cerrar