Ghost Recon: Wildlands presenta un nuevo easter egg de lo más misterioso

Ghost Recon: Wildlands presenta un nuevo easter egg de lo más misterioso

Ghost Recon: Wildlands es un juego que nos ha permitido descubrir un gran número de easter eggs de lo más curiosos. Por un lado, hemos podido descubrir un botón junto a un cartel que rezaba que no lo pulsáramos, lo que llevaba a que todos los jugadores que lo localizaran acabaran desobedeciendo y teniendo que afrontar las consecuencias de sus actos. Sin embargo, también hemos podido ver referencias a otros juegos; en este caso, a Dark Souls, y ahora, un nuevo parche ha servido para que nos enfrentemos a un nuevo enigma. Uno, que muchos creen que podría estar relacionado con el Yeti.

Como informan desde GamePro, todo se reduciría a una nueva nota del parche, que afirma que cerca de una cabaña en ruinas se escuchan ruidos de lo más extraños. La cabaña en cuestión se encuentra situada en el siguiente punto: Latitud 19.6072 y Longitud 59.5844. Y al entrar, dejando de lado los extraños sonidos que podemos escuchar, también nos encontraremos con una escena de lo más desagradable. Porque, en lo que parece ser una especie de ritual rodeado de velas, hayamos todo tipo de huesos humanos, así como un cadáver atado a un par de ramas. Y todo esto, con una cabeza de cerdo sobre un montículo de rocas. 

Y si esto ya parecía poco misterioso, al interactuar con unos fetos de llama disecados recibiremos una nueva nota que nos dará más información acerca del Mercado de Brujas y sus costumbres.

Publicaciones relacionadas

Cerrar